• Secretos de belleza... y algo más Cap 30: ¿Las leches vegetales son leches? Fabricamos una

    Bienestar, Vida saludable,

En el capítulo 30 de Secretos de belleza... y algo más T2, la presentadora Rebeca J. Cirujano en la sección de Bienestar, nos habla de las leches vegetales.

Todos hemos oído hablar sobre los beneficios de la leche de vaca, pero también sobre la gran cantidad de contraindicaciones que tiene. La leche de vaca industrial puede causar irritación y acidez y su contenido en grasa saturas y caseína puede aumentar los niveles de colesterol.

Somos la única especie que seguimos tomando leche siendo adultos y además de una especie distinta a la nuestra. Esto crea intolerancias y es el propio cuerpo el que se defiende ante este agente externo.

Muchos de los beneficios que nos aporta la leche de vaca, los podemos sustituir por leches vegetales. Estas leches, en realidad son aguas con las propiedades de los cereales, como la de arroz o la de avena.

También podemos incorporar a nuestra dieta las leches de frutos secos, como las de almendras y las de nueces, y las leches de las legumbres, como la leche de soja que tiene proteínas de alto valor biológico.

Hoy Rebeca nos enseña a fabricar una leche de avena. Este cereal tiene una gran cantidad de proteínas, antioxidantes y vitamina E. La avena es rica en potasio, magnesio, calcio y zinc, y además se hincha en el estómago, lo que produce una sensación de saciedad.

Para fabricar nuestra leche de avena, debemos poner en remojo 24 horas antes 500 g de avena. Para conseguir un litro de leche, necesitaremos, más o menos, dos litros de agua.

Cuando nos pongamos a preparar nuestra leche vegetal, debemos colar la avena y retirarle el agua. Iremos colocando la avena sin agua en un vaso de robot de cocina.

Añadimos agua al vaso, la cantidad de agua va en función de nuestro gusto. Si queremos una leche con más sabor añadiremos menos agua, y al revés, si la queremos con menos sabor incorporamos más agua al vaso de robot.

Incorporamos también media cucharada de café de sal, una pizca de canela y unas gotitas de stevia y batimos nuestra mezcla.

Vamos a necesitar un trapo de algodón viejo por el que podamos colar la mezcla, aunque también nos puede servir un tamiz. Colocamos el trapo sobre una jarra y vamos colando poco a poco nuestra leche vegetal de avena.

Cuando dentro del trapo quede poca cantidad de leche, podemos estrujarlo con ayuda de las manos para que el líquido caiga antes a la jarra y tener lista nuestra leche vegetal en menos tiempo. 

Cuando tenemos problemas digestivos o respiratorios, la leche de vaca es el primer alimento que debemos retirar de nuestra dieta, pero podemos sustituir todas sus propiedades con estas leches vegetales.

Consulta toda la información del programa Secretos de belleza... y algo más T2.

No te pierdas los trucos de Rebeca J. Cirujano en la primera temporada de Secretos de belleza... y algo más.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV