En el cuarto episodio de Navidad con estilo, visitamos la casa de la interiorista Victoria Melia.

Ella considera que cada época de nuestra vida tiene una Navidad diferente y que con el paso del tiempo se va convirtiendo en un evento para compartir con los amigos.

Cree que la decoración no tiene tanta importancia en estos casos, por eso no cree que haya colores que la identifican. Lo realmente importante, dice, es compartir.

Nos confiesa que cada año monta una mesa distinta según con quién la comparta. En esta ocasión ha utilizado una vajilla antigua en tonos crema y amarillos. La decoración la ha hecho en base a ella. Por eso ha escogido un mantel blanco con detalles dorados y unas servilletas de tela en amarillo. En el centro ha colocado velas y bolas de cristal. Pero lo que más llama la atención es un candelabro que ha colgado de la lámpara del techo. ¿Queréis verlo?

¡Victoria Melia nos demuestra que no hace falta decorar una casa con motivos navideños tradicionales porque lo importante es cómo la celebramos! Su consejo es que le demos más importancia a la comida, a la bebida y a la elección de con quién compartiremos ese día.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV