El interiorista Lorenzo Castillo nos invita a su casa para descubrir cómo celebra la Navidad.

Ve estas fechas como la excusa perfecta para reunirse con toda la gente a la que quiere y por eso para él la Navidad significa celebración y familia.

Nos confiesa que sus recuerdos de pequeño de esta época giran en torno al nacimiento que su madre montaba en casa y por eso en sus Navidades nunca falta. Sobre la chimena coloca un nacimiento kazajo hecho a mano y combinado con porcelanas orientales. ¿Queréis ver cuál es el resultado?

Lorenzo Castillo cree que en Navidad el estilo de cada uno sigue estando muy presente y por eso sus imprescindibles son de la mezcla de lo antiguo y lo moderno, de colores y de estampados. Todo ello combinado con velas y jacintos blancos y morados.

Sobre la mesa no faltan esos detalles. Nos explica que distribuirá a los comensales en dos meses, cada una de ellas presidida por los dueños de la casa. A su alrededor jugará también con la mezcla de sillas.

Por último nos enseña su rincón de homenaje navideño, la sala en la que sitúa el árbol de Navidad. Nos cuenta que es una recopilación de su vida y de los viajes que ha hecho a lo largo del mundo. Como curiosidad, el árbol lo ha traído de Nueva York y en él hay figuras claves como los búhos, con los que homenajea a Asturias, y las plumas de pavo real.

Antes de irnos nos despide con un consejo: en la Navidad debemos buscar el punto sentimental más que el estético.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV