En el capítulo 48 de Mis hoteles favoritos T5, Esteban Mercer se traslada a Bogotá para conocer el Hotel Grand Hyatt.

Viajamos a Bogotá, la capital y la esencia de Colombia. Una ciudad que se encuentra en el centro geográfico del país y en la que destacan tanto las construcciones modernas, como las que evocan al pasado colonial.

Pocas ciudades cuentan con paisajes tan increíbles como el mar verde formado por la Cordillera de los Andes. Además, no solo es conocida por una gran vida histórica y cultural, sino también por su gastronomía.

Iniciamos el viaje en uno de los lugares más reconocidos de Bogotá: el cerro de Monserrate. Tras subir en funicular, nos encontramos con Marina, con la que disfrutamos de las mejores vistas de la ciudad, donde hay más de mil barrios y viven cerca de 8 millones de habitantes

Después de esta visita, conocemos la nueva promesa en alojamientos de lujo: el Hotel Grand Hyatt. Uno de los más lujosos y, además, emblemáticos, a pesar de haber abierto sus puertas hace poco tiempo.

Nada más llegar, nos sorprende su imponente entrada cuya calidez nos hace sentir como en casa.

Lo primero que hacemos es dirigirnos a uno de los restaurantes del hotel para degustar las sugerencias del chef: posta cartagenera sobre cama de arroz con coco y plátano y de postre, un delicioso cremoso de piña con esponja de yogur y helado de chocolate blanco.

Dentro del Hotel Grand Hyatt, uno de los espacios más llamativos es el espectacular atrio, desde el cual pueden verse del piso 4 al 14, todas las puertas de las habitaciones comunicadas. En total hay unas 372. Visitamos algunas de ellas, empezando por una de las ‘Corner Suite'.

En ella, aparte de encontrar decoración colombiana de diferentes regiones del país, lo que más nos llama la atención son sus ventanales de 180 grados de vista que algunos comparan con un barco.

También tenemos la ocasión de ver la Suite presidencial, donde ya se han alojado personalidades como Miguel Bosé, a pesar del poco tiempo que lleva abierto. Tiene unos 205 metros cuadrados, y en ella hay despacho, cocina y baño. Su precio es de 2.000$ por una noche, no es tan caro como podría serlo en otras ciudades.

Llega la hora de cenar y visitamos otro de los restaurantes del hotel: Ushin Japanese & Grill donde preparan cocina japonesa adaptada al paladar colombiano. Nos reciben con coctelería de autor y probamos uno de los mejores platos, la robata. Una variedad de brochetas que preparan con carbón de Malasia. También un "Combinado de 20", mezcla de nigiri, sashimi y sushi.

Después de haber descansado en nuestra maravillosa habitación, empezamos la mañana visitando el Museo de Oro, uno de los orgullos colombianos. También, uno de los lugares icónicos, la Plaza de Bolívar, donde probamos una oblea tradicional con arequipe y mora.

No podemos irnos de Colombia sin probar un auténtico café. Por eso visitamos San Alberto, "el templo para el café más premiado de Colombia". Allí nos hablan de la correcta relación entre el agua y el café para garantizar del mejor disfrute de sus sabores.

Para acabar la visita, volvemos al Hotel Grand Hyatt, para conocer el Spa Zaitania. Uno de los mejores spas y el más grande de América Latina. Donde podemos elegir entre su multitud de tratamientos para rejuvenecer el cuerpo y ejercitar el alma.

Nos despedimos de una ciudad vibrante, de gran historia y cultura, y donde la calidez de sus gentes nos invade desde el principio.

Puedes ver el tráiler del capítulo 47 de Mis hoteles favoritos T5 en el Hotel Sofitel Santa Clara (Cartagena de Indias).

Aquí puedes ver los episodios de Mis hoteles favoritos T1, Mis hoteles favoritos T2 , Mis hoteles favoritos T3 y Mis hoteles favoritos T4.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV