En el capítulo 46 de Mis hoteles favoritos T4, Esteban Mercer se traslada a Karlovy Vary para conocer el Hotel Olympic Palace.

Karlovy Vary está situada al oeste de Praga en la República Checa y es una de las ciudades balneario más importantes del mundo.

En el siglo XIV el emperador Carlos IV, que quedó fascinado por el beneficio de las aguas termales que allí encontró, le otorgó el título de ciudad. A finales del XIX, ya era la ciudad balneario preferida por la aristocracia europea.

Aún a día de hoy conserva todo el esplendor de su época dorada y caminar por sus calles nos sumerge en un mágico cuento de hadas. En los pabellones que encontramos por sus calles existen fuentes de las que se puede beber directamente agua termal a diferentes temperaturas. Algunas emanan agua especialmente caliente... ¡Hasta a 72 grados!

Tras el paseo por la ciudad, es el momento de conocer el hotel. El Olympic Palace fue uno de los hoteles construidos a principios del siglo XX para alojar a un gran número de visitantes que llegaban a Karlovy Vary para conocer sus aguas termales. Tales como músicos, escritores, políticos y aristócratas.

Estuvo años cerrado por la invasión soviética, pero reabrió sus puertas en 2015 con el mismo lustre que en 1910. El concepto de cliente de este establecimiento es familiar y, por eso, no se dirige a grupos grandes de turismo masificado.

Conocemos la suite principal que cuenta con 94 metros cuadrados. A través de ella accedemos a la terraza con las vistas más increíbles. Presidiendo la fachada del edificio se encuentra una réplica de la Estatua de la Libertad. La razón de que esté allí se debe a que el hotel se creó en el mismo año que el Olympic, el hermano del Titanic.

La habitación también tiene un salón donde se puede disfrutar de una gran variedad de tés, el lugar perfecto para descansar.

Además, visitamos su maravilloso restaurante, en el que sirven comida típica checa como salmón con patatas al horno o codillo de cordero. Se trata de una cocina lenta y calórica para compensar el frío de esta zona de Europa.

Pero, sin duda, el punto fuerte del hotel Olympic Palace son los tratamientos que ofrecen en su spa. En él encontramos bañeras de hidromasaje con aguas minerales para depurar el ph de la sangre y desinfectar la piel.

También, podemos optar por tratamientos de ultrasonido antiinflamatorio y relajante para mejorar el tono muscular. E incluso, conocer la Cueva de sal, donde el aire puro de la cueva recuerda al mar y produce un efecto desintoxicante. Sin olvidarnos del jacuzzi y la impresionante piscina de aguas cálidas.

Termina el viaje despidiéndonos de una romántica y entrañable ciudad. Donde el vapor que desprenden las fuentes y los ríos nos envuelve, como en ningún otro sitio, en una auténtica atmósfera de misterio.

Puedes ver el tráiler del capítulo 45 de Mis hoteles favoritos T4 en el Hotel Four Seasons (Praga).

Aquí puedes ver los episodios de Mis hoteles favoritos T1, Mis hoteles favoritos T2 y Mis hoteles favoritos T3.

Datos de interes

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV