En el capítulo 45 de Mis hoteles favoritos T4, Esteban Mercer se traslada a Praga para conocer el Hotel Four Seasons.

La capital de la República Checa, Praga, está situada a orillas del río Moldava y cuenta con una población de 1.200.000 habitantes. Es una de las ciudades más visitadas de Europa y recibe multitud de nombres: "Ciudad dorada", "Ciudad de las Cien Torres", "La Nueva París" o "La Dama de las Ciudades".

En uno de los lugares más privilegiados, junto al emblemático Puente de Carlos, se encuentra el Hotel Four Seasons, el más lujoso de la ciudad. Fue inaugurado en 1996 y tiene 157 habitaciones del lujo más sofisticado.

Nada más entrar al edificio apreciamos como todo está decorado de la forma más exquisita: las flores y las piezas del famoso cristal de bohemia inundan todo el entorno.

Visitamos la suite presidencial del hotel donde se han alojado grandes personalidades de todas partes del mundo. Casi como un apartamento, consta de un gran salón, cocina privada, despacho, baño, dormitorio y vestidor.

En la zona del dormitorio se puede disfrutar de unas espectaculares vistas al Puente de Carlos y al Castillo de Praga, donde vive el presidente de la República. Comprobamos que no falta detalle en la estancia, y es que, hasta tenemos la posibilidad de ver un menú de almohadas para que elijamos entre más de 8 tipos.

El salón, de decoración de estilo barroco tiene una elegante chimenea y un piano en el que ha tocado el propio Michael Jackson.

El Four Seasons es un complejo de cuatro edificios: el barroco, el moderno, el clásico y el renacentista. En el clásico se encuentra el spa donde hay hasta cinco cabinas de tratamientos (una para parejas con aguas termales) y la "Vitality pool", una piscina climatizada con un sistema de chorros de hidroterapia de la cabeza a los pies.

La cocina del hotel también merece su reconocimiento, el chef prepara un filete de ternera con foie gras, unos ravioli de ricota con champiñones y un sándwich de ternera con salsa de tuétano. Una cena de 5 estrellas.

Al día siguiente, tras un agradable despertar en el Four Seasons gracias a las vistas y al magnífico desayuno, salimos a la calle para conocer la ciudad.

Comenzamos por el Puente de Carlos, construido por el rey Carlos IV en 1357. La leyenda cuenta que los astrónomos indicaron al rey la fecha exacta de la puesta de la primera piedra para que fuera un puente que durase para siempre. En él se encuentra la famosa estatua de Juan de Nepomuceno.

También vemos la Plaza Vieja de la ciudad, en ella está el antiguo ayuntamiento con su reloj astronómico de más de 600 años de antigüedad. En la misma plaza, también hay otros elementos emblemáticos como la Iglesia de Nuestra Señora del Tyn, cuyo único acceso es a través de los restaurantes.

Continuamos el paseo por las calles de la Ciudad Vieja. Observamos la Torre de la Pólvora, que era la entrada principal a la ciudad y la Casa Municipal, conocida por ser donde apareció por primera vez el primer presidente de la república checoslovaca en 1918.

Para acabar el recorrido, tenemos la oportunidad de dar un paseo en barco de 1 hora por el río Moldava. Un servicio privado del Hotel Four Seasons que está disponible todo el año.

Por último, damos un paseo cuando cae el sol para terminar nuestra visita. Los mercadillos nocturnos, la perfecta iluminación y la belleza de las calles y monumentos nos hacen sentirnos en una ciudad única a la que, sin duda, querremos volver.

Puedes ver el tráiler del capítulo 44 de Mis hoteles favoritos T4 en el Hotel The Xara Palace (Malta).

Aquí puedes ver los episodios de Mis hoteles favoritos T1, Mis hoteles favoritos T2 y Mis hoteles favoritos T3.

Datos de interes

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV