En el capítulo 3 del programa Con material de derribo descubrimos el restaurante Naïf situado en pleno barrio madrileño de Malasaña, en un espacio de diseño industrial.

Sus acabados son muy poco pulidos e imperfectos, algo que le da el toque ideal. José María Aguilar nos cuenta que cuesta encontrar material reciclado y sillas o sofás antiguos que aporten el toque vintage. Algunas de las piezas que decoran el local son cajas de madera, palés o todo tipo de materiales abandonados en obras pero que han sido restaurados por ellos mismos.

La barra está elaborada con hierro y la disposición de las bebidas en pequeñas cajas de madera da un toque muy divertido y diferente. A nivel estético, este restaurante sigue una de las corrientes de decoración que más en tendencia está en este momento.

Datos de interes

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV