En el capítulo 48 de House & Style, Esteban Mercer visita en la comarca del Bajo Ampurdán de Cataluña. Le recibe Angels Sabater una de las mayores expertas del mundo en restauración de masías, que nos va a enseñar la suya familiar.

Lo primero que observamos es la ventana de estilo gótico, que data del siglo XVI, situada sobre la puerta de entrada, que continúa siendo la original.

 Nuestra primera parada en el recorrido es la piscina rodeada de la naturaleza del patio. A un lado tiene un corral de gallinas. Dando un paseo por el exterior podemos ver la forma de la masía que presenta un lado más largo que otro.

El pozo estaba situado en la entrada para que las personas que llegaran con los carros bebieran o bien sus animales.

Entramos a la casa, la entrada es una típica bóveda catalana donde antes estaban los animales, porque gracias al calor que transmitían calentaban la casa.

El gran salón de paredes amarillas y está decorado con numerosos cuadros. Presenta un techo que tiene 1750 piezas pintadas a mano una a una. La enorme chimenea tiene una parte recuperada original, pero solo da para calentar el salón. Un majestuoso mueble de madera sacado de alguna colección de casa de notarios o de alguna antigua farmacia es del siglo pasado. Es una de las piezas centrales del salón.

El dormitorio principal tiene un ventanal que da al jardín con vistas al árbol, hace parecer una imagen sacada de un cuadro. Tiene papel pintado en la pared de aire francés y la alfombra de seda hecha en Persia.

El baño tiene la bañera puesta estratégicamente para dejar las puertas del baño y del dormitorio abiertas y poder ver el ventanal que da al árbol.

La masía tiene un espacio de cortejo, un espacio entre las escaleras que tiene un ventanal y unos asientos a su lado, donde antiguamente la hija mayor de la casa y el mozo que iba a cortejarla hablaban desde allí.

Subiendo al trastero reformado en otra habitación, vemos una cama de cobre, y un armario antiguo oscuro para conservar bien la ropa blanca.

Seguimos hasta la tercera planta donde la anfitriona nos sorprende con el billar francés que puede ser americano si se le coloca una pieza especial.

La habitación de los invitados cuenta con baño privado, de azulejos blancos y azules que tiene un lavabo traído de Londres y el bidé hacen de él un baño sensacional, y una propia sala de estar. Estos cuartos tienen techos cañizados.

 

La siguiente habitación es una suite abovedada decorada con una lámpara de cristal. El techo se hacía con cañizo, por eso se quedó con esa forma. La puerta que da al baño ha sido pintada de rojo, naranja y verde porque eran los colores originales y aportaban más luz a la habitación.

Por último pasamos a la cocina de estilo provenzal, que tiene una plancha antigua y dos hornos, uno para cocinar y el otro para cocinar pasteles.

 

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV