En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Es una prenda fresca, cómoda y ligera. Perfecta para los días de lluvia y presente en el armario de hombres y mujeres... Hablamos del "trench" o gabardina, el abrigo estrella para las épocas de entretiempo.

Un poco de historia...

A finales del siglo XIX, Thomas Burberry era conocido por hacer prendas con el tejido de gabardina. En 1914, el ejército le pidió que creara una prenda para proteger a los oficiales. Así nació el "trench" o "abrigo de trinchera". Tenía grandes solapas, un cinturón, trabillas y hebillas en forma de D. Las trabillas eran fundamentales para guardar las granadas o las cantimploras.

Solo estaban autorizados a usarlas los oficiales, pero al ser tan prácticas, cuando acabó la guerra, empezaron a llevarlas en su día a día.

Una vez más, el cine ayuda a popularizar la prenda: Humphrey Bogart en Casablanca, Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia y Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. Durante los años 50, los trench son muy femeninos, se ciñen a la cintura y tienen "cuello bebé".

Hoy en día hay multitud de modelos, aunque sigue triunfando el clásico: color camel, doble botonadura, solapas grandes, cinturón y hebillas en forma de D.

Cómo elegir el mejor modelo para ti

Si quieres tener una gabardina clásica, busca la que tenga el detalle militar en la zona de los hombros, la doble botonadura y el cinturón.

Puedes optar también por otras versiones más sofisticadas, con tejidos como la pana o con colores más atrevidos como el azul o el rosa frambuesa.

El tejido común de la gabardina es idóneo para mujeres delgadas que quieran ganar volumen. Para las mujeres más anchas son recomendables tejidos más fluidos con menos detalles. Por ejemplo, con menos botones y sin unas solapas tan pronunciadas.

Consejos para combinar la prenda

Como suelen ser abiertas en el escote, lo suyo es llevarlas con un pañuelo en el cuello. Según nuestro rostro utilizaremos un pañuelo u otro. Los colores claros van a dar más luz a la cara; si queremos estilizar el look, podemos elegir un pañuelo más oscuro.

Para llevar el pañuelo, podemos doblarlo por la mitad formando un triángulo y doblarlo sobre sí mismo hasta tener una forma de "churro". Después lo envolvemos en el cuello y anudamos a un lado.

Si tenemos el cuello corto lo mejor son los tejidos finos y los pañuelos alargados.

Si queremos dar un aire nuevo a la gabardina, podemos sustituir el cinturón propio por otro distinto.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV