En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Las medias son un complemento de lo más especial: nos protegen del frío, embellecen nuestra pierna y son el accesorio perfecto para completar nuestro look.

Un poco de historia...

Las medias o calzas eran de uso exclusivo masculino hasta el siglo XV. Hasta ese momento las mujeres no llevaban ninguna prenda, llevaban el pie descubierto; entre la bota, la falda y el cuerpo no había nada.

A partir del siglo XVI hubo una división. Por un lado, las calzas o calzones que dieron lugar a los calzones comunes y las medias calzas que derivaron en los calcetines. A partir de ahí las medias solo las usaban las mujeres.

Japón era un fabricante reconocido a nivel mundial porque las hacía en seda. Con la Primera Guerra Mundial, la producción se paró por completo, pero tras ella, se empezaron a fabricar de nuevo. Esta vez en nailon, un tejido mucho más resistente. Fueron un gran éxito durante los años 30, aunque con la segunda gran contienda hubo otro parón. El gobierno de EEUU obligó a parar la producción y a utilizar el material para los paracaídas de los militares.

El precio se multiplicó debido a la escasez. Algunas mujeres se llegaron a dibujar una línea en las piernas para simular que llevaban medias. Con el fin de la guerra llegó un nuevo "boom", se vendieron en pocos días más de 4 millones.

En los años 60 apareció un nuevo material para fabricarlas: la lycra, que hoy en día se sigue utilizando. Gracias a la llegada de la minifalda, la venta de esta prenda aumentó.

 

¿Cuáles son las piezas esenciales?

Aunque parezca que se trata de una prenda poco resistente, también sirve para abrigarnos. Además, algunas medias aparte de su uso estético, tienen una función reductora. Son como una especie de faja.

Para intentar que duren más tiempo, lo mejor es lavarlas a mano y ponerlas con guantes de algodón para impedir que una uña rota o la piel seca produzcan una carrera.

Existen muchas variantes en función del grosor o el material. Aunque también vemos diferentes modelos según: los estampados (como el animal print), las punteras (algunas están reforzadas) o incluso, el talón. Hay distintos tipos de talones piramidales, como el talón cubano, el francés o el Manhattan.

A modo de resumen, las medias para el día a día serán aquellas que tienen entre 40-60 deniers porque son más resistentes. Para ocasiones más especiales podemos optar por aquellas de entre 20-30, ya que son más sofisticadas. El denier (den) es la medida que establece el grosor del hilo de la media.

 

Consejos para tener más piezas

Para que intentar que las medias duren un poco más de tiempo, cuando las vayamos a usar, un consejo es no dar tirones y quitarnos los relojes y los anillos para evitar que se rompan.

A la hora de lavarlas lo ideal es lavarlas a mano con agua tibia, nunca con suavizante porque estropea el poder elástico de las medias.

Si no hay otra opción que lavarlas en la lavadora lo mejor es comprar una bolsa de rejilla de buena calidad para meterlas en ella.

A veces es inevitable que las medias se enganchen. Para conseguir que aguanten un poquito más podemos hacer un "parche" con un esmalte transparente al comienzo de la carrera y conseguir que esta se frene.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV