En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Aunque comenzó siendo una prenda de trabajo, nadie duda de que el mono es ahora una pieza esencial en todos los armarios. Y es que, existen versiones sport o un poco más elegantes para todos los gustos y contextos.

 

Un poco de historia...

Inicialmente, el mono se creó como prenda para el trabajo. Era el uniforme que se llevaba en las fábricas y se utilizaba para que la ropa no se ensuciase.  Se diseñó para los trabajadores de las calderas y, como era una prenda entera, era perfecta para evitar los enganchones y las quemaduras. También la usaban los militares sobre su uniforme para protegerlo durante las maniobras.

En 1920, Thayaht, un diseñador italiano, creó el mono que conocemos hoy en día. Lo llamó tuta y lo empezó a promover como una prenda de lo más moderna. La alta sociedad francesa se adueñó de esta pieza y empezó a considerarse parte de la alta costura.

Fue, en el año 1968, cuando Vogue sacó en una de sus portadas un mono Pucci de leotardo. Yves Saint Laurent hizo del mono su prenda fetiche y lo combinó con el smoking y el little black dress. Algunos músicos empezaron a lucir monos en sus giras contribuyendo a su expansión, algunos casos conocidos son ABBA, Elvis Presley y David Bowie.

 

¿Qué nos permiten los monos?

El mono es una tendencia en alza. Se trata de una prenda que da mucha verticalidad y que estiliza mucho. Es muy actual y está dentro del protocolo.

Se puede usar de día y de tarde y se puede combinar con muchos accesorios... las posibilidades que nos ofrece son infinitas. Algunas propuestas son: los diferentes tejidos (como el terciopelo, el raso o el crepé), los escotes en la espalda, la variedad de cortes de las piernas y las mangas, los diversos estampados...

Aunque a veces haya un poco de recelo a la hora de utilizar esta prenda en eventos de vestir, puede tratarse de la opción perfecta. Por ejemplo, las piezas en color negro y hechas en tejido crepé nos pueden servir para la noche y algunas más fluidas y cómodas, para ambientes más informales.

Lo que es cierto es que el mejor mono para nuestro fondo de armario, al igual que el "little black dress", es el mono color negro.

 

Consejos para el cuidado

Los monos son prendas enteras que suelen cerrarse con botones o con cremalleras. Si se cierran con botones no habrá mucho problema porque normalmente vienen con algunos de repuesto. Además, cambiar los botones es una opción interesante para customizar la prenda y darle un nuevo aire.

Si utilizan cremallera, el problema es que, a veces, esta se desgasta y no sube y baja con fluidez. Un consejo para esto es embadurnar la cremallera con un bálsamo labial o vaselina o frotarlo con una vela ya que gracias a su glicerina conseguiremos que se deslice con mayor facilidad.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV