En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Sin duda, una de las que más se amortiza es el jersey. Por un lado, resguarda el calor y por otro, da un toque de estilo a nuestros looks diarios. Solemos tener más de uno, pero a veces apostamos por aquellos con diseños más extravagantes y nos olvidamos de los básicos. Por eso es necesario que no falte un jersey neutro en nuestro armario.

Un poco de historia...

En el siglo XV las islas del Canal de la Mancha, Jersey y Guernsey estaban especializadas en elaborar prendas de punto. Eran utilizadas sobre todo por campesinos ya que aislaban del frío y ayudaban a protegerse del agua.

Tuvieron que pasar 100 años para que en las islas pudieran importar de Reino Unido la mejor lana del mundo. A cambio, tenían que abastecer a la Familia Real con prendas de punto. Antes, estas solo habían sido utilizadas por los estratos más bajos y si la nobleza las llevaba, era debajo de los trajes para que no se vieran.

Se empezaron llamando "jersey" en honor a la isla donde se fabricaban. Al principio se hacían de una sola pieza, de color azul y con diferentes grosores según la estación del año.

En el siglo XIX comenzaron a usarse en deportes de exterior, como por ejemplo el esquí. Se llamaron "sweater" porque "sweat" en inglés es sudar y es que, se había convertido en "la prenda de los que sudan". En su origen tenían cuello redondo y algo alzado. Más tarde, nació el cuello en pico

En el siglo XX, se extendió la prenda a las universidades de élite y era vestida por personalidades como Andy Warhol y Audrey Hepburn. En los años 90 ya eran un indispensable.

¿Qué es el cashmere?

Cuando queremos comprar un jersey básico, una de las opciones premium es el clásico jersey de cashmere. Pero ¿qué es? También llamado "fibra de los reyes" es una de las lanas más exclusivas y valoradas del mundo. La producen unas cabras que habitan en unas zonas muy inaccesibles de Asia Central.

La calidad de una prenda hecha a partir de este material depende casi en un 90% de la longitud, pureza y grosor de las fibras elegidas.

¿Cómo podemos reconocerlo? No pesa y es ligero, si lo llevas puesto no tienes calor, es un aislante térmico perfecto.

¿Cómo lo cuidamos? Lo indicado es lavarlo con agua tibia -nunca caliente- y secar en una superficie horizontal. Si se cuida bien puede durar toda la vida.

¿Cómo elegimos el mejor jersey?

Para decidir tendremos en cuenta diferentes características:

- El largo de nuestro cuello. Si tenemos un cuello corto o ancho, lo mejor es un escote en forma de V para estilizar la figura. Si tenemos el cuello estilizado y hombros bien alineados, lo ideal es un jersey de cuello vuelto o cuello tortuga, que da la vuelta sobre sí mismo, pero también da volumen a la zona. El cuello Perkins es aquel que no llega a dar la vuelta, solo se queda un poco alzado. Es un buen truco para echarnos años de menos camuflando arrugas. 

- El color. Si queremos alargar cuello y reducir el torso, elegiremos un jersey más oscuro y mate sin brillos, especialmente: negro, rojo o azul. Si nos decantamos por un jersey de color brillante no es necesario llevar mucho maquillaje porque nos aportará mucho brillo a la cara el propio jersey. 

- Los escotes. Los escotes en la espalda también son una opción. Normalmente los jerseys con manga murciélago, dan un efecto de hombro caído, recomendable para mujeres con hombros robustos y espalda de nadadora.

- El tejido. Las mujeres con torso ancho, mucho pecho y bajitas. Lo mejor es que se decanten por tejidos finos para no añadir más volumen. Para las que sean muy menuditas, son perfectos los jerseys gruesos u oversize para ganar volumen.

Consejos para el cuidado

Los jerseys son útiles, pero también muy delicados. Toma nota de los siguientes consejos:

- Si se trata de un jersey de tejidos como el angora o cashmere suelen ser muy absorbentes. Un consejo es llevar con una camiseta básica debajo para que atrape el sudor.
- Para lavarlos lo mejor es utilizar jabón neutro con agua tibia para que no se deformen las fibras.
- Para secarlos, evitar la secadora. Dejar secar en horizontal y sin arrugarlo.
- A la hora de guardarnos, no ponerlos en percha, siempre doblados. Tener a mano una máquina quita pelusas. Si no tenemos, podemos coger una cuchilla y acariciar la prenda con ella.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV