En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

En este capítulo hablamos de un accesorio que se ha convertido en el protagonista de las últimas décadas: el "shopping bag". Cuando la mujer se incorporó al mundo laboral, empezó a necesitar un bolso más grande que fuera versátil. Es decir, que sirviera para utilizarlo durante todo el día y para cualquier tipo de evento.

Un poco de historia...

No existe una fecha clara para enmarcar el nacimiento del bolso, pero sí se conocen algunas pinturas prehistóricas donde aparecen unas figuras femeninas que llevan algo colgado al hombro que podría asemejarse a este accesorio.

El origen del complemento tal y como lo conocemos ahora, podría ser la alforja, un bolso de cuero que se usaba en la Edad Media y que se colgaba al hombro o a la cintura. Este fue evolucionando y llenándose de adornos, hasta que en el siglo XX pasó a convertirse en un accesorio para combinar con los zapatos y el resto del look.

En los años 40 se popularizó el "tote bag", que inglés antiguo significaba "bolso para llevar". En los 80, todas las firmas empezaron a diseñar sus propios bolsos.

Cómo elegir el shopping bag perfecto 

Antes de elegir tendremos que pensar en nuestra complexión física. Si somos mujeres bajitas buscaremos uno más bien mediano, si somos más altas, podremos llevar uno algo más grande.

Hay que tener cuidado con el tamaño y tratar de buscar un bolso que pese poco para no sobrecargarnos. Y es que, si lo vamos a llenar de cosas, es importante que sea ligero si no queremos padecer dolores de espalda, ni de hombro.

Actualmente, además de los bolsos de material noble como la piel o el cuero, podemos apostar por materiales sintéticos que son una alternativa más ecológica y tienen un resultado de alta calidad.

El bolso que elijamos debe tener buenos acabados y terminaciones. Aunque apoyarlo en el suelo no sea lo ideal, si en algún momento es necesario, el bolso debe tener una buena base.

Consejos

Cuando no vayamos a utilizar el bolso durante un largo tiempo, lo mejor es guardarlo en una bolsa de algodón. Normalmente los de calidad tienen la suya propia, pero si no, puedes confeccionarla con un trapo.

Para evitar que el bolso de deforme, lo conveniente es rellenarlo con papel cebolla evitando el de revistas o periódicos ya que la tinta podría traspasarse al forro.

Es importante hidratar la piel de nuestro bolso. Lo mejor es hacerlo dos veces al año utilizando una crema hidratante neutra y aplicarla con trapo blanco haciendo movimientos circulares sobre la superficie.

Para evitar que se condese la humedad dentro del bolso lo ideal es dejar dentro algunas bolsitas de sílice.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV