En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Hay quienes lo adoran y hay quienes lo esconden. El chándal es esa prenda que nos sirve para hacer deporte, pero también para tardes de domingo en el sofá. Hoy por hoy, los podemos ver en las calles a diario.

 

Un poco de historia...

En 1893, los franceses empezaron a llamar a las mujeres que vendían ajo, ‘marchand d'ail'. Estas llevaban una prenda de canalé interior para protegerse del frío que pronto comenzó a llamarse ‘chandail' (chándal).

Al principio, la gente usaba el chándal para las largas jornadas de trabajo, pero posteriormente también en su tiempo libre. Fue entonces cuando un comerciante vio oportunidad de negocio y los empezó a fabricar. Las clases sociales altas lo usaban para practicar deporte.

En los inicios del siglo XX, empezaron a utilizarlo en los collages universitarios. De ahí se popularizó su uso para hacer ejercicio. Los soldados franceses durante la Gran Guerra lucían chándal debido a la comodidad que les ofrecía para estar en contienda.

En los años 40 surgió el que conocemos hoy en día: una prenda de dos piezas del mismo material y color. Hasta los 80, fue eminentemente una pieza deportiva, pero a partir de esa década empezaron a usarla los amantes del hip hop, breakdance y los seguidores del baloncesto.

 

¿Cuáles son las prendas clave?

Igual que las ‘sneakers' muchas veces ocupan el lugar de los zapatos clásicos, actualmente el chándal traspasa fronteras y podría sustituir en ocasiones al traje.

Y es que, es necesario que en nuestro fondo de armario tengamos un conjunto de prendas que nos sirvan para hacer deporte, pero también para estar cómodos en casa. Eso sí, sin perder el estilo en ninguna ocasión. Lo principal es que el chándal esté confeccionado con buenos materiales.

Las piezas clave que no deben faltarnos son las sudaderas y los pantalones, aunque hoy en día tenemos opciones de lo más originales: abrigos sport con acabados termosellados, vestidos, faldas, shorts...

El chándal más clásico puede ser el de colores neutros, aunque los podemos encontrar con múltiples estampados, materiales (como el terciopelo, los metálicos...) y coloridos.


Consejos para el cuidado

Para conservar el chándal el mayor tiempo posible, lo mejor es seguir algunos consejos:

- Cuando lo hayamos usado, debemos meterlo en una bolsa dentro de la mochila y, a ser posible, no juntarlo con las chanclas de piscina.
- Debemos sacar cuanto antes el chándal de la bolsa y lavarlo con agua fría.
- Una vez lavado, lo ideal es colgar la ropa rápidamente porque muchas veces puede desteñirse en este momento.
- Podemos tener una malla grande para separar prendas que tengan detalles delicados y que puedan engancharse con otras.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV