En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Broches, collares, pendientes... La forma más rápida de cambiar el estilo a un look es alternando los accesorios. La manera más barata de todas es acudir a la bisutería.

Un poco de historia...

Los orígenes de la bisutería los podemos vincular a los de la humanidad. Por entonces, ya lucían conchas, piedras y plumas como símbolos de protección y magia. En la Edad Media el uso de este tipo de accesorios estaba restringido. Los llevaba solo la realeza, los comerciantes y los religiosos porque era seña del alto estatus social

Poco después, se convirtió en símbolo del amor cortesano, una pieza que utilizaba el enamorado para demostrar el amor a su amada. En el siglo XVIII se hacía con vidrio, era como la hermana pequeña de la joyería.

En el siglo XX, vivió su momento de mayor apogeo, gracias a esa clase media que quería lucir piezas de buena calidad, pero un poco más económicas. Además, en esa época todo el mundo quería lucir las joyas que creaban los grandes diseñadores para las actrices más conocidas.

Cocó Chanel fue una de las precursoras en utilizar la bisutería en sus colecciones. Trabajaba con maestros orfebres y la combinaba con joyería. Hoy por hoy, la técnica ha mejorado enormemente, lo que permite tener bisutería de alta calidad a bajo coste.

 

¿Cuáles son las piezas esenciales?

La bisutería nació porque se buscaba imitar a las grandes joyas. Con el tiempo empezó a surgir un camino intermedio entre la joyería y la bisutería común. Es por esto que, también existe la alta bisutería o bisutería en latón. 

Esta propuesta nos permite optar por diseños que utilizan materiales más asequibes como el latón con chapado en oro y con piedras sintéticas.

Es básico tener también cuatro o cinco piezas en nuestro armario que nos ayuden a cambiar el aspecto de nuestros looks: un collar mini, unos pendientes pequeños, unos grandes y un anillo

Aparte de estas piezas básicas también podemos tener otras más especiales como la bisutería étnica, ideal para acompañar prendas monocromáticas o camisetas básicas o brazaletes de aluminio artesanales. 

Para que la bisutería se conserve por mucho tiempo, lo mejor es pasar una gamuza por la superficie de las piezas y guardar las del mismo baño juntas sin mezclar con otros colores, metidas en su bolsita y en un lugar oscuro y seco.

 

Consejos para tener más piezas

Las piezas de bisutería se pueden comprar, pero si le echas imaginación puedes crear tus propias joyas. Podemos hacernos con unos abalorios (disponibles en cualquier bazar) y con sedal o un hilo corriente y empezar a fabricar nuestros diseños. 

Un consejo es colocar una aguja en el extremo del hilo para que sea mucho más fácil montar las piezas.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV