En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

La minifalda es la prenda femenina y sensual por excelencia. Para ser considerada "mini" tiene que tener un largo como tope por encima justo de la rodilla. Aunque tiene ya más de cincuenta años... en algunos casos sigue provocando polémicas.

 

Un poco de historia...

Aunque muchos diseñadores se intentaron atribuir la invención de la minifalda, fue Mary Quant quien la creó. En 1964 lanzó una colección con esta prenda como eje temático. Para crearla se inspiró en el modelo de coches Mini. La primera minifalda medía 35 cm y a partir de ahí empezó a reducir su largo.

Fue una prenda muy criticada, tanto por vulgar como por amoral. De hecho, hasta la propia Coco Chanel afirmaba que era "sencillamente, horrenda". Sin embargo, gracias a celebridades como Brigitte Bardot y Nancy Sinatra empezó a popularizarse. También, Jackie Kennedy fue otra de las figuras que ayudó a la extensión de la prenda adaptando el largo de las faldas de sus trajes.

Las revistas de moda empezaron a aceptarlas y a incluirlas en sus contenidos, se convirtieron en un símbolo de juventud y rebeldía. Hoy por hoy son todo un clásico, aunque es cierto que en algunos países aún son un poco cuestionadas.

 

¿Cómo combinar una minifalda?

Se considera que una minifalda es toda aquella falda que tiene su largo por encima de la rodilla. A partir de ahí, podemos encontrar diferentes largos, según lo arriesgado que sea cada modelo.

Hay muchísimas variantes en las minifaldas: con diferentes tejidos y estampados, con volantes, con botones y detalles, con plisados, con lentejuelas...

Aunque asociemos la minifalda a ambientes algo informales, si sabemos combinarla bien podremos adaptarla a contextos de lo más sofisticados. La podemos combinar con abrigos en conjunto a ellas, con camisas o blusas de seda, con cazadoras vaqueras o blazers, con jerséis de cuello alto, con camisetas desenfadadas... las posibilidades son infinitas y según con qué las vistamos, las podremos lucir en todo tipo de lugares sin que se tache la prenda de vulgar.

 

Consejos para lucir una minifalda

Si llevamos minifalda, muchas veces, con algún imprevisto o en un día de mucho viento, podemos acabar enseñando de más. Especialmente, si es una falda vaporosa. Para evitar esto, un consejo es hacernos con hilo de plomo que podemos comprar en cualquier mercería. Lo colocamos en el ribete final de la falda y evitamos así que ninguna tormenta de aire la levante.

Los días de más frío solemos lucir la minifalda con medias. El problema es que en ocasiones acaba pegándose a ellas creando un efecto un poco feo. Para evitarlo, antes de ponerlas, podemos vaporizar un poquito de laca en el aire y pasar las medias por encima. Si no tenemos laca podemos hacer lo mismo con un spray con agua.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV