En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Es uno de los accesorios más versátiles y vale para hombres y mujeres. Hablamos del foulard, un complemento muy simple, pero que tiene su gracia en el color, en el estampado y en el tejido en el que está confeccionado. 

Un poco de historia...

Es una de las prendas con más historia en el mundo de la moda: data del año 3000 a.C. En sus orígenes se machacaba lino y algodón con los pies para obtener una pasta con la que se fabricaba el foulard. 

En Oriente Medio y África se llevaba como talismán y prenda religiosa. De ahí se extendió a Europa del Este donde las católicas y las judías lo utilizaban. El nombre lo recibe en Francia, lugar donde se especializaron en su fabricación. En Lyon tenían el material y en el norte las fábricas. 

En el momento eran pañuelos de seda adornados, lo que les diferenciaba de los pañuelos de algodón más sencillos. Empezó a convertirse en una prenda de calidad y de precio más elevado. Las mujeres empezaron a utilizarlo como seña de respeto y de discreción; los hombres para absorber el sudor y protegerse del frío. Fue el precursor de la corbata

En el siglo XX, las famosas casas de diseño comenzaron a contratar a artistas para diseñar foulares. En los años 60, influyentes mujeres como Jackie Kennedy usaban pañuelo a diario, lo que ayudó a su popularización

¿Cómo elegimos?

A la hora de elegir el pañuelo, ¿en qué nos tenemos que basar? Lo primero es pensar en el tamaño. Después en el tacto y luego en el colorido. Aunque también es esencial que nos llame la atención

En cuanto a materiales hay mucha variedad. Uno de los favoritos para esta prenda es la seda. Para reconocerla, si se coloca una llama cerca del material, arde; pero al retirarla se apaga y el fuego no se extiende. Se puede llegar a invertir 2 días en un pañuelo de seda elaborado a mano. 

El kantha es originario de la India y del medio rural. Es un estilo de bordado que emplea puntada de hilván y puntada recta con múltiples diseños. También existe el patchwork, formado a partir de diferentes telas unidas

El pañuelo es un complemento muy especial y versátil según cómo lo combinemos. Ofrece infinitas posibilidades, como llevarlo a modo de pulsera, anudado en el bolso, como cinturón... Y es que, además del toque que puede aportar a nuestro look, nos mantiene abrigados del frío. 

Para hacer una primera inversión podemos optar por colores lisos y básicos que combinen con la mayoría de nuestras prendas. 

Consejos para el cuidado

Al lavar nuestro foulard debemos tener mucho cuidado, especialmente según el material en el que esté confeccionado. 

Sobre todo, hay que hacerlo siempre a mano, con agua tibia y con un jabón neutro. Lo sumergimos en un barreño, lo colocamos sobre la barra de la ducha, esperamos a que pierda la mayor parte de agua y para secarlo lo extendemos sobre una toalla

Para plancharlo también hay que ser cuidadoso. Nunca se debe acercar la plancha directamente sobre el tejido. En medio hay que poner una tela de algodón, como por ejemplo una sábana, y siempre lo debemos planchar del revés

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de EspañaDe compras en Madrid T1De compras en Madrid T2 y De compras en...De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV