En el capítulo 8 de Dietas a examen conocemos a Vanesa Carrillo, una paciente que acude a la consulta del doctor Gregorio Mariscal para bajar de peso.

Aunque nunca ha sido una persona muy delgada, Vanesa reconoce que siempre ha estado a dieta, pero que ahora se ha vuelto a exceder con la comida, sobretodo con las tapas a la hora de salir con sus amigos. Además, actualmente considera que tiene una vida sedentaria e inactiva. Decidida a quitarse unos kilos, se pone en manos del especialista Gregorio Mariscal para que le recomiende la dieta más adecuada a su estilo de vida, sus necesidades y medidas.

Después de tomarle todas las medidas, el nutricionista le explica que pesa 85,4 kg y que tiene que seguir una dieta disociada.

La dieta disociada consiste en no tomar juntos alimentos que tengan hidratos de carbono y alimentos que tengan proteínas. Las comidas principales combinarán verduras y proteínas, ya sean carnes o pescados, y los tentempiés serán variados, bien con alimentos proteínicos o bien con piezas de fruta.

Como complemento a la dieta disociada, Gregorio Mariscal le recomienda eliminar la grasa haciendo deporte y bebiendo 2 litros de agua al día durante tres semanas con el reto de perder 5 kg.

Durante el tiempo de la dieta, Vanesa acude a la visita con el doctor para realizar los tratamientos de mesoterapia y de masaje ultrasónico para reducir volumen y mejorar la calidad de la piel.

Después del duro trabajo, Vanesa ha perdido 4,5 kilos en tres semanas y aunque reconoce que le ha costado y que no ha llegado al reto de los 5 kilos, ahora es más ágil y dice que va a luchar para conseguir bajar peso.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV