En Las cosas Decasa, Goyo González analiza la problemática que puede surgir al compartir décimos de lotería.

Son recurrentes las situaciones en las que al tocar un premio una de las partes se niegue a compartirlo. Para reclamar por vía judicial tendremos que aportar pruebas suficientes que acredite que se había comprado de manera compartida.

Para evitar que pase podemos: quedarnos cada participante con una fotocopia del décimo, cupón, quiniela... mejor aún si cada copia está firmada por todos ellos. Es importante comprarlo en puntos autorizados.

En caso de que toque la ley obliga a repartir el premio en la misma proporción que se ha jugado.

Si la persona que se queda con el original se niega a repartir el premio, podemos y debemos denunciarlo, puesto que es un delito de apropiación indebida.

También hay que tener cuidado con las participaciones, ya que se han dado casos de estafa.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV