¿Qué necesitas?

  • Rúcula
  • Salmón ahumado
  • Bacalao ahumado
  • Queso fresco
  • Eneldo
  • Aceite de oliva
  • Aro

Primero abrimos la rúcula (si se encuentra en una bolsa) para que se oxigene. Cortamos el queso con el aro y lo dejamos en el fondo. A partir de aquí vamos a ir añadiendo capas: una de rúcula, una de salmón, otra de queso, una de bacalao, otra de rúcula y finalmente una loncha de salmón. Añadimos un chorrito de aceite de oliva y un poco de eneldo y lo sacamos del aro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV