En el capítulo 4 de Mi boda, asistimos al enlace de Paula Ordovás, periodista y relaciones públicas de moda, conocida además por ser la autora del blog My Peeptoes, y Eduardo, que trabaja en una empresa de energías renovables. Una pareja que viene de largo, porque se conocen desde el colegio y llevan 6 años de relación.

El día empezó con la sesión de peluquería y maquillaje, tanto de la novia como de sus hermanas y su madre. Un momento "de chicas", para disfrutar todas juntas con tranquilidad. Gabriel, de Moncho Moreno, fue el encargado de maquillar y peinar a Paula.

Su condición de bloguera de moda ha marcado mucho los detalles del enlace. La decoración, de Rent a Garden, se ha realizado con muchas telas, maniquíes vestidos con telas vintage, cintas de lino, todo hecho a mano, con toques muy naturales, como flores, madera, etc.

El vestido de la novia es de Lorenzo Caprile, en el que ha mezclado la pureza con un toque muy especial en la cola. El velo, regalo del diseñador, es del s. XVI. El ramo está formado por rosas de varios tipos, las flores preferidas de Paula.

En su blog, Paula ha ido haciendo un diario con los preparativos de su boda, lo que le ha permitido disfrutar aún más de todo y tener un recuerdo para toda la vida.

La celebración de la boda tuvo lugar en los jardines del Museo del Traje, un lugar que Paula escogió tras asistir a un desfile en un espacio tan singular. El jardín se dividió en varias zonas, unas de comida y otras pensadas para los invitados: un un Cigar Corner, para que los invitados puedan elegir puros y cigarrillos durante el evento, y un Photocall montado a partir de imágenes de revistas de moda antiguas, en el que los invitados pudieron elegir algunos complementos de atrezzo para hacerse fotos divertidas con Polaroids, que luego juntarían en un álbum dedicado a los novios.

Paula, de Olivia Soaps, fue la encargada de elaborar la "Barra libre de besos", unos bálsamos labiales elaborados artesanalmente, inspirados en los días de la semana, un aroma para cada día. Además, los novios recibieron unos jabones personalizados, con una fórmula elaborada para ellos exclusivamente.

Invitarte, empresa encargada de las invitaciones, añadió un plano para todos los invitados, de manera que tuviesen claro dónde estaba cada cosa.

Carolina y Cristina, de Bohochic, realizaron unas coronas de ramitas y unos brazaletes para las damas de honor, que consistieron en una camelia atada con un lazo de organza.

Patricio, de Bokado, nos explica que el tipo de catering que eligieron los novios, todo cóctel, no es el más habitual. Pero sin duda es más dinámico, permite que la gente pueda hablar con todo el mundo de una manera relajada.

La Banda de Fesser, una banda de rock, fueron los encargados de poner el toque musical a la celebración, con un concierto en directo. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV