En el capítulo 2 de Básicos Deco, nuestra experta decoradora Mercedes Arsuaga nos da las claves a la hora de elegir una alfombra

Uno de los elementos más importantes, aunque siempre es una de las grandes olvidadas, es la alfombra. Con ella conseguimos que las decoraciones queden perfectamente terminadas.

La alfombra es un elemento vital en nuestra vivienda; es funcional y decorativa, por tanto, dedicadle tiempo y ganas y buscad la alfombra perfecta.

Con sus materiales y formas podemos jugar y conseguir distintos estilos decorativos. Además, si queremos diferenciar espacios, lo mejor es recurrir a ellas. Invertir tiempo en elegir la alfombra adecuada es fundamental.

Para elegir la alfombra perfecta tenemos que fijarnos en materiales, texturas, diseño, formas y sobre todo dónde la queremos colocar. Es importante el espacio, pero luego también si queremos resaltarla, que sea protagonista o solo un acompañamiento más de nuestra casa.

El tamaño:

Las de formato más pequeño se pueden colocar a los pies de la cama o en un hall pequeño. Lo bueno que tienen, es que nos podemos permitir meter color formas... Si nos cansamos, las podemos quitar.

El estampado/color:

Una alfombra con varios colores será la opción perfecta para centrar el foco de atención en lugares con escasa decoración.
Si estáis pensando en colocar una alfombra en un pasillo, metedle color; normalmente son oscuros y también además que ocupen todo el espacio. No porque sea un pasillo no quiere decir que no tengamos que decorarlo, así que animaos.

Si el espacio es pequeño, apuesta por tonos claros para evitar ambientes que agobien.

El tejido:

A la hora de elegir las alfombras, es muy importante fijarse en los materiales. Lana, bambú, seda, mezcla... Lo bueno de la seda de bambú es que al ser del cáñamo tiene un tacto suave como la seda natural pero es más económica.

Las fibras naturales son muy resistentes y más económicas, pero delicadas con los líquidos, que las estropean si se derraman sobre ellas.

Las alfombras de lana, por su mayor duración, están específicamente recomendadas para zonas de mucho tránsito como el salón, el pasillo o la entrada.

Cómo colocarla:

Invertir tiempo en elegir la alfombra adecuada es fundamental. Tan importante es elegir la alfombra adecuada como saber colocarla.

En función de cómo la coloquemos, la luciremos o se perderá en el espacio. Lo más importante es que cubra el espacio.
Lo más importante es que, por ejemplo, en un espacio amplio la alfombra sea grande y queremos que la alfombra entre dentro del sofá. Una de las referencias que podemos utilizar es apoyarnos en nuestro pie: al menos debe entrar la alfombra en el sofá el tamaño de nuestro pie. Esto es importante porque queremos que la alfombra cubra todo el espacio y consigamos una unidad en nuestro salón.

Para que la alfombra se vea, tenemos que dejar espacio entre elementos y así también nos podremos mover libremente.

Una alfombra para un comedor siempre tiene que ser de tamaño grande, para que las sillas no se enganchen. Un truco para elegir la medida apropiada es marcar en el suelo, con cinta de pintor, la silueta ideal. Lo recomendable es dejar unos 45 centímetros de margen con la silla, porque lo que queremos es que no se enganche y quede siempre sobre ella.

Si te ha gustado este Básico Deco, no te pierdas las claves para decorar el living room o cuarto de estar.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV