• Noticias

    El Esteban Mercer más personal | 22/06/2020

Con motivo del estreno el nuevo episodio de House & Style, hablamos con el presentador Esteban Mercer y conocemos su lado más íntimo. 

¡No te pierdas esta entrevista! 

Preséntate en una frase.

Soy un soñador muy realista que lucha por lo que quiere.

Cuéntanos tu historia: cómo llegaste a la comunicación y cómo conseguiste combinar tus dos pasiones, el periodismo y la cultura y vida social.

Llegué por pasión por una profesión que me enganchó por casualidad. Estudie diseño de moda en Barcelona, llegué a tener mi propia línea de ropa y una tienda en el Bulevard Rosa de Paseo de Gracia, que en el 88 era lo más. Me fue muy bien en ese mundo pero sentía que no estaba en el lugar correcto, que ese no era mi mundo. Un día al regresar de un viaje a Londres, de trabajar en  la Semana de la Moda, me invitaron a una radio  y durante la entrevista sentí que aquello era lo mío.  Sentí la necesidad de comunicar y de comunicarme. Casi al mismo tiempo algunas revistas me pidieron que escribiera artículos de moda, hacía algunas cosas como modelo, iba a televisión como invitado. Y me enganché, supe que eso era lo que quería hacer. Y me puse a ello sin saber muy bien donde iba a llegar ni como. Comencé por la radio, poco después me llamaron de la televisión autonómica de Baleares para participar en un programa de sociedad, de entrevistas que se llamaba Temporada Alta, y al mismo tiempo me llamaron de un periódico local donde enseguida comencé a publicar entrevistas a personajes muy importantes de Mallorca o que pasaban por la Isla. Salían prácticamente a diario durante todo el verano de 2008. El caso es que todo mi trabajo, mi buen trabajo permitidme que lo diga, comenzó cuando me desplacé a Pollença, mi pueblo natal para cuidar de mis abuelos maternos  y tuve que abandonar todo. Cuando ya murió mi abuela en el verano de 2008 fue mi despegue, una especie de regalo de la vida inesperado aunque buscado.

¿Qué es lo que más te gusta, con lo que más disfrutas?

Durante el confinamiento me he dado cuenta de que me gusta todo, incluso de lo que cuando estaba trabajando tanto y no me daba la vida me quejaba. Esta profesión solo se puede hacer desde la pasión, el amor al trabajo y la vocación. Me gusta, y mi trabajo me ha llevado por ahí, enseñar la parte más bonita de la vida, la que hace que valga la pena vivir. Me gusta mostrar la fantasía, la evolución del ser humano, la belleza de los espacios creados por personas maravillosas. Me gusta descubrir la elegancia, los diferentes tipos de elegancia que existen, y que sirva para lanzar un mensaje positivo. Sé que a mucha gente le relaja ver mis programas porque la belleza siempre es relajante. La educación más todavía.

¿Cómo es grabar House & Style?

Cada casa es una aventura porque todas son muy diferentes. A algunos anfitriones los conozco desde hace tiempo y eso no siempre facilita las cosas, aunque nunca hemos tenido un problema con nadie la verdad. Todo lo contrario. La gente es muy generosa abriéndonos sus vidas, porque cuando entramos en sus casas descubrimos de verdad quiénes son en realidad. Cada casa da mucha información de las personas que la habitan.

¿Cuál es la casa que más te ha sorprendido y por qué?

Muchas, es difícil quedarse con una, pero me fascinó la casa de Beto en Miami por su situación, me encantó la casa de Pilar Medina Sidonia por lo elegante que es todo en ella, en la casa-palacio soriana que heredó  de su padre. Me encantó la casa del marqués de Griñón, por lo mismo…en realidad me han gustado todas, por una cosa u otra siempre salgo con buen sabor de boca. Igual no es una casa muy elegante, pero es la gente la que hace una casa acogedora, no al revés. Al final es la gente la que te deja un recuerdo imborrable.

El elemento clave que no puede faltar en una casa y que siempre pides ver en las casas que visitas.

Me gusta que tenga una buena cocina, no grande , pero si que la cocina, el sofá y los colores de las paredes sean agradables. La limpieza por supuesto, los aromas… Que haya orden incluso en el caos más elegante. He visto vestidores caóticos que me han fascinado. Es que ver el vestidor de algunas de nuestras anfitrionas es indispensable. El vestidor de Carmen Lomana, ordenadísimo es lo más.

¿En qué programa te has divertido más? / Cuéntanos una anécdota divertida durante la grabación del programa con alguno de los protagonistas.

Siempre suele ser el ultimo jajajaja. Me encantó lo reticente que era Lomana a la hora de mostrar su intimidad, porque en su IG lo que muestra es nada comparado con lo que se ve en el programa. Fue justo antes del confinamiento y estábamos todos bastante nerviosos pero salió un programa perfecto. Cada vez que parábamos, entre escena y escena, nos relajábamos intentando quitar importancia a todo lo que estaba pasando. Éramos, perdón por la expresión, bastante ridículos, pero supongo que esto, que en el fondo es divertido porque ninguno de los que estábamos allí somos tontos demuestra que el sentido del humor ayuda a superar cualquier situación por difícil que sea. Creo que lo más exótico de todas maneras ha sido lidiar con el vestidor de Sonsoles de la Peña. ¡Es increíble todo lo que tiene ahí metido!.

Te hemos visto entrar en más de un vestidor, ¿con cuál te quedas?

Con el de Cecci Sandberg porque es un vestidor de años y años de buen gusto, de saber vestir bien en cada ocasión y lo más importante, saber guardar las prendas y darles muchas vidas. El otro día vino a casa a cenar con una torerita Chanel  que había pertenecido a su madre y que debía tener mas de sesenta años. Estaba divina. Y en el lado contrario por la modernidad y la cantidad de marcas de hiperlujo el de Ilona Novackova. 

A muchos de los protagonistas de House & Style los conoces… ¿Eso hace más fácil recorrer sus casas y que tener complicidad?

Como decía antes no siempre aunque si es verdad que la confianza facilita las cosas. También es verdad que la confianza y el conocimiento hacen que demos muchas cosas por hechas, lo que en televisión esta muy mal, pero para eso esta el director detrás de la cámara ojo avizor. El trabajo del director es muy importante, a mí me da mucha confianza porque puedo estar más relajado y relajar al anfitrión, que no suelen estar habituados a ver cámaras merodeando por sus casas. O a mi lanzándome sobre sus camas en el momento en el que creo que hay que hacerlo porque me lo pide el cuerpo. 

Cuéntanos alguna curiosidad de House & Style: hemos visto mesas de espiritismo, te hemos visto bailar zumba… En cada programa hay tesoros.

Si, creo que poder recorrer casas fuera de España ayuda a conocer la enorme variedad de estilos que hay en el mundo. La casa palacio de Carla y Fabrizio Plessi en Venecia estaba llena de tesoros artísticos pero es que cada mueble era una maravilla. He visto vajillas alucinantes, plata maravillosa, cristalerías de ensueño, muebles históricos que han pertenecido a personalidades muy conocidas, como la figura precolombina que Arthur Miller regaló a Marilyn Monroe cuando se casaron y que esta en la colección de Eleanora Belilty en Madrid. La casa de Mercedes Herrera es otra construcción llena de historia. Mercedes recibe siempre en la cama, con dosel por supuesto. Es como una reina de las de antes y el día que estuvimos en su casa pasó lo de siempre. Dio los buenos días y se metió en la cama. Su nuera fue la encargada de mostrarnos esa maravilla de Formentor que es una de las zonas más caras del mundo.

¿Cómo es Carmen Lomana de cerca?

Carmen es como la gente la ve en televisión. No es un personaje falseado. Es educada, dura, lista y rápida. Conmigo siempre ha sido extremadamente generosa, buena consejera. La verdad es que escucharla hablar es un gusto porque no ve la vida pasar, la vive y eso se nota.

Recientemente ha fallecido el Marqués de Griñón, Carlos Falcó, ¿cuál es tu mejor recuerdo en aquella casa con los marqueses?

Todavía no estaba casado con Esther Doña, justo se acababa de divorciar de Fátima de la Cierva. Recuerdo que pasamos a su dormitorio de El Rincón, su palacio, y era un espacio muy acogedor. Estaba lleno de notas cariñosas escritas por Tamara Falcó y que Carlos guardaba sobre su escritorio, en la mesilla de noche. Me pareció muy tierno, y también me pareció muy generoso que el marqués nos dejara llegar tan adentro de su intimidad. En general cuanto más señorío más sencilla es la gente. Pasó lo mismo con Pilar Medina Sidonia. Vive en un palacio precioso pero su cuarto de dormir es lo más sencillo del mundo, todo blanco, como de monja.

¿Cuál es el estilo de decoración que más te gusta?

Me gustan todos menos el que es un falso barroco. Me gusta el barroco auténtico, no las copias,  lo mismo que me gusta el Segundo Imperio francés si es auténtico. Me identifico con todos los estilos decorativos pero menos con el minimalismo, no me atrae su frialdad ,  estéticamente me parece bello, pero no para vivir en él. Me gustan las casas vividas.

¿Cuál es la vivienda ideal para Esteban Mercer? ¿Qué tiene que tener una casa para que House&Style ponga sus ojos en ella?

Mi vivienda ideal es la mía jajaja. Me gustan las casas amplias y con armonía, incluso en el caos. Me gustan las casas llenas de objetos heredados o de familia, las casas sorprendentes en las que abres una puerta y que el efecto wow se produzca de inmediato. Pero también me gusta una sala aparentemente normal pero que en cuanto te detienes en los detalles y los observas te das cuenta de que todo tiene un sentido, un porqué. La sutileza es bonita. Nos seducen las casas diferentes, las que aportan cultura, savoir vivre.

¿Veremos algún día un House&Style de la casa de Esteban Mercer?

Seguro si es lo que la gente desea no podría negarme.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
    Ahora en TV