En el capítulo 6 de Vivir en pareja, la psicóloga Araceli Hernáiz nos habla del síndrome del nido vacío que hace referencia al sentimiento de añoranza, de vacío o de perdida que experimentan algunas parejas, sobre todo las madres cuando los hijos abandonan el hogar.

En la actualidad muchos de los jóvenes permanecen en casa de sus padres lo que provoca un alargamiento en el periodo de crianza de los padres que puede tener consecuencias para ellos. También se dan los casos en los que los hijos retornan a la familia por motivos económicos, separaciones o divorcios provocando desajustes.

Según Araceli, los factores que desencadenan este síndrome es el miedo a la soledad, la independencia de los hijos, enfrentarse a un vacío, adaptar la convivencia a la pareja.

Cuando los hijos se marchan es el momento de retomar actividades propias de desarrollo individual y de pareja ya que antes los padres han dedicado la mayor parte del tiempo en el cuidado de sus hijos.

Salimos a la calle para ver qué opinan acerca de este tema. Asumen que se pasa mal en el momento en el que un hijo abandona el hogar familiar. Las mujeres reconocen que son las que más lo sufren.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV