En el capítulo 33 de Secretos de belleza... y algo más T2, la presentadora Rebeca J. Cirujano en la sección de Bienestar, nos cuenta los beneficios de ayunar y semiayunar.

Hoy hablamos del ayuno terapéutico. Lo primero que tenemos que tener claro es que el ayuno no sirve para adelgazar, sirve para depurar y limpiar nuestro cuerpo. Se lleva practicando desde hace mucho tiempo y está recomendado para procesos gripales y gastrointestinales, para la obesidad, pero también para diabetes o alergias.

El ayuno está basado en el principio de que el cuerpo se puede autosanar y es la base de la medicina integrativa. Básicamente el ayuno consiste en que cuando no se está comiendo, el organismo utiliza todos sus recursos para autolimpiarse, usa las propias reservas del cuerpo para luego sustituirlas cuando se realimente.

Existen muchos tipos de ayunos parciales, que con algunas infusiones como el diente de león o la cola de caballo acompañadas de verduras como la alcachofa o la endivia nos ayudan a depurar el hígado. Rebeca nos aconseja realizar este tipo de ayunos cuando sintamos que estamos más expuestos a los tóxicos.

También podemos practicar el ayuno total con el sirope de arce. Este sirope viene de los bosques de Canadá, de donde se extrae la savia de los arces, que contiene muchas vitaminas y muchas propiedades. Lo mezclamos con un poco de zumo de limón y una pizca de cayena, diluyéndolo en agua.

Rebeca nos propone realizar este ayuno cuando tenemos un volumen de peso exagerado, siempre podemos ayunar de forma segura cuando tenemos reservas.

Ayunar consiste en dejar de comer alimentos sólidos e ingerir solo líquidos, fundamentalmente agua, con un aporte total de no más de 300 calorías al día. Para ello Rebeca nos propone una dieta para un día de ayuno típico:

Por la mañana debemos desayunar una infusión y un licuado de hojas verdes como espinacas y brócoli. Al medio día podemos tomar un caldo elaborado con alcachofas, endibias y grelos, es decir, alimentos amargos. Y para la cena beberemos unas infusiones de cola de caballo o diente de león.

En los ayunos hay que evitar la sal, el azúcar y por supuesto hay que retirar el tabaco, el café y el té.

Para un ayuno total solo debemos beber agua, pero no por más de 2 o 3 días. Podemos mezclarla con el sirope de arce.

Cuando comenzamos un ayuno debemos hacerlo poco a poco y pasaremos por la llamada crisis curativa, experimentado dolores de cabeza o nauseas. Tenemos que ir experimentado paulatinamente conociendo nuestros propios límites para llegar a tener los magníficos beneficios de esta técnica.

Consulta toda la información del programa Secretos de belleza... y algo más T2.

No te pierdas los trucos de Rebeca J. Cirujano en la primera temporada de Secretos de belleza... y algo más.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV