En el capítulo 20 del programa de televisión Rituales de belleza T2, nuestra presentadora, Rebeca J. Cirujano, nos descubre los secretos de belleza de Grecia.

La mujer griega es uno de los máximos exponentes de la belleza mediterránea. Pensar en Grecia es igual a pensar en historia y a todo lo que los griegos nos han dejado como legado. Las griegas se caracterizan por tonos de piel oliváceo; por cabelleras largas, espesas, morenas y rubias; por ojos oscuros profundos y marrones.

Al hablar de la belleza griega tenemos que hablar de la belleza clásica, de cómo se arreglaban las griegas hace cientos de años. En principio el ideal de belleza se basaba en la piel blanca. Los ojos los maquillaban con extracto de malaquita. Le daban mucha importancia al cabello, las mujeres solteras lo llevaban suelto y las mujeres casadas más recogido con una serie de adornos y trenzas, que hacen de los peinados griegos una verdadera joya.

La mujer griega clásica se arreglaba tanto como suele ocurrir hoy día. El foco se concentraba en varios puntos fundamentales: lo primero la tez, específicamente querían una tez blanca que obtenían aplicando albayalde. La mirada era el segundo foco, querían resaltar las miradas oscuras; lo hacían con minerales y piedras preciosas del entorno natural como la malaquita y el lapislázuli para la sombra, el nitrato de antimonio para las pestañas. El carmín completaba el maquillaje para sonrojar las mejillas; los pigmentos los extraían de la tierra, de algunos insectos, del polen de las plantas y lo mezclaban con miel. El cabello era otro aspecto muy relevante, valoraban tener tonos más claros que lo conseguían con una infusión de manzanilla, vinagre de manzana y pétalos de flores amarillas. Resaltaban su belleza con recogidos y tocados potentes que han influenciado hasta ahora con sus estilos trenzados tan impotentes que solemos usar para ocasiones especiales.

El ideal de belleza se concentra en la perfección y en la luminosidad. La palabra cosmético viene de cosmos que quiere decir idea, perfección, belleza. En el Centro Carmen Navarro, Magdalena Pérez nos cuenta sobre el tratamiento facial Greek Peel. El tratamiento beneficiador incluye ingredientes como el aceite de oliva, aceite de germen de arroz y la pepita de uva.  

La cataplasma con hoja de parra, una planta omnipresente en la cultura mediterránea, es un ritual de belleza muy curioso, natural, pero sobre todo efectivo. Esta planta, conocida también como la vis roja, tiene propiedades que son beneficiosas para la circulación, es un potente bentónico porque contiene polifenoles, taninos, vitamina c; es decir, una auténtica bomba que impulsa la circulación. Para aplicar este tratamiento se prepara una tintura, un método que conserva las propiedades de las plantas. Se sumerge una hoja fresca de parra en alcohol como orujo, vodka o agua ardiente y se deja reposar de cuatro a seis semanas para poder obtener todos los principios activos, para luego aplicar, con las mismas hojas, el líquido concentrado resultante.

Se conoce que en los tiempos de antaño se prefería la contextura gruesa, el ideal eran las curvas y formas. En aquella época también era importante conservar una piel lisa, libre de celulitis. Para obtenerlo empleaban ingredientes gastronómicos como el yogur, la sal marina y los cítricos. En el Centro Carmen Navarro descubrimos el exfoliante llamado Orange Scrub inspirado en el método hidratante de los griegos. Este exfoliante lleva precisamente yogur, líquidos cítricos, lavanda, con el cual se consigue atacar la grasa y relajar la piel con la hidratación.

 

Para cerrar el recorrido de los rituales de belleza de estos antiguos civilizadores vamos a hablar del perfume de rosas. A los griegos, como a muchas otras civilizaciones antiguas, les encantaba perfumarse; los pioneros fueron los cretenses ya que tenían acceso a la ruta de las especias, quiénes hacían perfumes con mirra e incienso, por ejemplo. En Rituales de belleza nos inspiramos haciendo el proceso antiguo para obtener un perfume de rosas a través del conocido método de colado: machacamos primero los pétalos de rosa, los mojamos en agua destilada y los vamos pasando de un recipiente a otro hasta obtener un líquido marrón o amarillento.

¿Quieres conocer más consejos de belleza de Rebeca J. Cirujano? Consulta los videoconsejos de los programas Rituales de belleza T1Secretos de belleza... y algo más T1 y Secretos de belleza... y algo más T2.

 

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV