En el capítulo 16 del programa de televisión Rituales de belleza T2, nuestra presentadora, Rebeca J. Cirujano nos descubre los secretos de belleza de Marruecos.

Uno de los ideales de belleza que más gusta a Rebeca J. Cirujano es el marroquí. Generosas curvas, cabello negro, ojo oscuro… La cosmética marroquí nos ha dejado principios activos como la arcilla de ghassoul, el jabón negro y toda la cultural del hammam.

El primer ritual de belleza muy característico de Marruecos y muy común en las bodas marroquís es el tatuaje de henna. ¿Quién no ha ido a Marruecos y le han ofrecido hacerse un tatuaje de estos?

La henna proviene de hojas secas que se pulverizan hasta convertirlas en polvo. A su vez, este polvo se mezcla con agua y una serie de aceites esenciales que extraen todo el pigmento para que salga un color más bonito y más oscuro. Cuanto más tiempo se deje la henna sobre la piel, se quedará un color más potente.

Pero no solo se utiliza la henna para hacer decoraciones en las manos o en los pies, sino que las marroquís también la emplean sobre el cabello, como tinte natural, o en el hamman para exfoliar la piel.

Tras el descubrimiento de la henna y sus usos en el hamman, decidimos adentrarnos en esta última tradición tan legendaria desde la que emanan los rituales de belleza, higiene y salud de Marruecos.

Para ello, visitamos Agua de Oriente, donde recreamos el ritual completo. En este ritual, los dos elementos fundamentales son el jabón negro, considerado la joya de la corona, y el guante de kessa. Aplicando sobre el cabello el jabón negro y después pasando sobre nuestra piel el guante, extraeremos todas las impurezas de nuestra piel y la dejaremos bien nutrida.

También se puede exfoliar la piel con arcilla de Ghassoul, una arcilla más suave pero con las mismas propiedades para purificar la piel. Es perfecta para el rostro, ya que eliminará los puntos negros, cerrará el poro e higienizará en caso de acné.

Otro de los secretos de la belleza marroquí es el Aceite de argán. En Agua de Oriente conocemos también sus propiedades de hidratación. Antes, hay que preparar la piel con unos baños árabes que contrastan temperaturas para concluir con este aceite que no solo se utiliza en gastronomía sino también en cosmetología.

El aceite de argán se debe aplicar muy lentamente, un pelín templado, para que absorba antes con la piel. Ayudará a que la circulación se active y regenere antes nuestra dermis.

Es tan completa esta joya cosmética que también es aplicable al cabello. El 80% de su composición son ácidos grasos esenciales y vitamina E con propiedades inmensas: hidratantes, nutritivas, antifúngicas, cicatrizantes…

¿Cómo aplicarlo en el cabello para que restaure la fibra capilar? Muy sencillo. Hay que usar en raíz, medios y puntas extendiéndole sobre el cabello separado por mechones. Lo vamos peinando y enrollando para terminar cubriéndolo con papel film. ¡Sedosidad en nuestro pelo con un solo producto!

¿Quieres conocer más consejos de belleza de Rebeca J. Cirujano? Consulta los videoconsejos de los programas Rituales de belleza T1, Secretos de belleza... y algo más T1 y Secretos de belleza... y algo más T2.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV