En Reforma Integral I, Pepa Fernández, arquitecto de interiores, realizará una reforma completa de la casa de Miriam Blanco, un piso en el que vive sola y que cuenta con unas vistas impresionantes pero que necesita un cambio radical, sobre todo, en zonas como el baño.

Pepa idea un cambio total de los espacios transformando la casa en una totalmente diáfana pero que se pueda aislar gracias a puertas correderas en caso de que lleguen invitados. En la terraza ha creado un espacio ocioso que cuenta incluso con una hamaca y una iluminación muy peculiar que se puede mover según se desee.

Cuando Miriam entra por primera vez en su nueva casa, está muy sorprendida porque lo primero que se encuentra es un mural creado a partir de una fotografía suya que cubre la primera puerta corredera a modo de decoración. Tras esta puerta se esconde la cocina que está amueblada con madera de roble y cuenta con una pizarra para hacer apuntes como la lista de la compra. Tras esta pizarra, también corredera, se esconde la habitación de invitados que da paso al vestidor que cuenta con trampillas en el suelo para almacenar todo lo que la propietaria necesite.

A su vez el vestidor, da paso por el otro lado a la habitación de Miriam y ésta al salón, de modo que todos los espacios han quedado comunicados. La única zona aislada de la casa es el baño que tiene forma de cubo y cuenta tanto con ducha como con bañera, y columnas vistas que le dan un toque distinto. Además, el uso de la misma madera que en la cocina para crear estanterías aporta continuidad y calidez, al igual que la parte superior de la pared que permite el paso de la luz. Ya sólo queda que Miriam amueble su nueva casa.

Datos de interes

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV