Saltar a los contenidos | Saltar a la navegación

Decasa Los mejores vídeos de consejos y trucos de decoración

ENFEMENINO Network  

Vídeo consejo:

Reciclarte: Cómo reciclar una silla clásica

Categoría del consejo

¿Qué necesitas?

  • Una silla clásica en mal estado
  • Cepillo de alambres
  • Lijadora eléctrica
  • Espátula
  • Bisturí
  • Agua
  • Pintura blanca antigua
  • Brocha
  • Lana de acero
  • Pintura tono sombra natural
  • Goma espuma
  • Cinchas
  • Grapadora
  • Guata
  • Tela
  • Cinta de pasamanería
  • Cola caliente

Pasos a seguir

Chus Cano visita una tienda de antigüedades del Rastro de Madrid para escoger una silla clásica que se encuentra en mal estado y reciclarla.


La lleva a su taller y una vez allí comienza a restaurarla. Comienza retirando las grapas de la tela del tapiz, para poder quitar la tela y la gomaespuma deteriorada. Con el cepillo de alambres, elimina los restos de gomaespuma y de cola de la silla. Después se dispone a quitar el barniz. Comienza raspando con la espátula los restos de barniz, después, para las zonas más delicadas utiliza el bisturí y para las partes talladas vuelve a usar el cepillo de alambres.


Chus Cano, utiliza un método más rápido, que es la lijadora eléctrica, con la que elimina todo el barniz con una sola pasada.


Una vez quitado todo el barniz, nuestra restauradora, mezcla la pintura con el agua para que no sea tan espesa. Con la brocha, pinta toda la silla.


Antes de aplicar el segundo color, pasa la lana de acero para afinar la pintura y desgastar en zonas puntuales el color.


Para proceder a pintar la silla con el segundo color, mezcla la pintura sombra natural con un poco de agua para suavizarla. Una vez lista, pinta toda la silla con esta mezcla.


Chus Cano invita a Yolanda Fernández, restauradora profesional, al taller para tapizar la silla clásica. Yolanda explica todos los materiales que se necesitan para tapizar la silla. Comienza colocando las cinchas de una forma transversal para poner encima la gomaespuma más alta redondeada por la parte de arriba y por último la gomaespuma más fina.


Grapa a la silla la gomaespuma más fina y recorta los sobrantes. Coloca la guata encima grapandola a la silla. Cogiendo la medida, recorta la tela para colocarla y graparla a la madera, rematándola con una pasamanería pegada con cola caliente.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:

¿Sabías qué?

Ver más curiosidades

Comentarios

Enviar tu comentario

Recargar

Valoración:

Valoración (5)

Últimos comentarios de usuarios

rcarrasco28/11/2011 16:13

Una auténtica maravilla, con lo dificil que parece, y lo hace de una forma tan sencilla.

Valoración (5)

Trucos para...