En el capítulo 41 de Mis hoteles favoritos T4, viajamos con Esteban Mercer hasta Phuket, Tailandia para deleitarnos en el Hotel Keemala.

Tailandia es un destino muy hospitalario y cálido del sudeste asiático. Se le conoce como el país de las sonrisas, por sus selvas tropicales, su gastronomía, playas y sus llamativos templos budistas. Phuket es la isla más grande de Tailandia, posee una fascinante belleza tropical. A esta ciudad se le llama también la perla de Andamán, por su pasado y riqueza derivada de la producción del estaño.

Nuestro destino es el Hotel Keemala, uno de los espacios más exóticos de Asia, capaz de despertar los cinco sentidos. La arquitectura de Keemala es tan impresionante que se fusiona con la naturaleza y es digna de ser ecofriendly. Consta de villas que tienen forma de nidos de pájaros que simulan colgar de los árboles. Entre el conjunto de sus habitaciones se recrea la historia de las tribus de Phuket, hay cuatro tipos distintos de villas, cada uno con un estilo característico de construcción.  

Son habitaciones verdaderamente únicas. La primera que descubrimos se llama Tent pool villa, inspiradas en los pueblos nómadas y pensadas para despertar la sensación de estar de camping, como si se estuviese dentro de una tienda de acampar, incluso el material de la misma es 80% tela.

Otro tipo de villa tiene como nombre Tree pool house, las cuales tienen un mayor grado de elevación porque pertenecen a la tribu de diseñadores y artistas que creían que estar cerca del cielo les aportaba más creatividad y libertad.  Cada habitación posee su piscina privada con agua natural.

La villa más lujosa se llama Bird nest villa, dedicada a los artistas y filósofos. Dicen que cada rincón de esta habitación nido está diseñado para recoger el alma, la cama también tiene forma de nido. El baño está hecho con materiales naturales, procedentes de la madera y de rocas. Además, cuenta con una fabulosa terraza con vistas inmejorables.

El jardín encantado es el secreto mejor guardado del hotel. Es el huerto donde cultivan productos para degustar en el restaurante y también los recursos que se utilizan en el spa. Hasta tienen sus propias cabras de las que se obtiene la leche orgánica.

La comida del hotel, como era de esperarse, es otro espectáculo. Elaboran los platos con delicados ingredientes y emplean una variedad de productos exóticos, naturales y orgánicos. El spa es otro rincón muy especial que está constituido por pequeños nidos donde ofrecen el arte de los famosos masajes.

Puedes ver el tráiler del capítulo 40 de Mis hoteles favoritos T4 en el Hotel Dhara Dhevi, en Chiang Mai, Tailandia.

Aquí puedes ver los episodios de Mis hoteles favoritos T1Mis hoteles favoritos T2 y Mis hoteles favoritos T3.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV