En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

El accesorio que nunca falla en nuestros looks de fiesta es, sin duda, el "clutch". Un bolso de proporciones reducidas donde solo caben el móvil, las llaves y algunos pañuelos, pero que es un complemento perfecto cuando tenemos algún evento.

Un poco de historia...

El bolso clutch solo cuenta con dos siglos de vida y, es que, la primera constancia que se tiene de su existencia es con Josefina, la mujer de Napoleón Bonaparte. En los años 30 empezó a popularizarse entre las estrellas de Hollywood y las mujeres de la alta sociedad. En esta etapa destacó el bolso Minaudière, un bolso tipo joya que va recubierto de pedrería y cristales

Después de la Segunda Guerra Mundial, se relegó este accesorio y se emplearon más los Tote y los Shopping bag. Pero en los años 70, este bolso volvió a retomar su protagonismo. Fue gracias a la diseñadora húngara Judith Leiber, que estaba especializada en ellos y era llamada "La reina del clutch". 

A partir de los 90, se empezó a democratizar y dejó de utilizarse solo por las celebridades para ser llevado por cualquier mujer. Un bolso que fue muy popular fue el bolso Baguette de Fendi, que se llevaba como una barra de pan debajo del brazo. Hoy por hoy, podemos encontrar multitud de modelos con diferentes formas, colores y acabados.

Cómo elegir

El clásico bolso clutch suele ser de un color claro que permita combinarlo bien. Los más clásicos son los dorados y plateados que alegran los vestidos lisos y apaciguan los estampados. Los tonos mate son más versátiles que los brillantes porque combinan con looks de día y de noche. 

Algo de estos bolsos es que tienen la doble opción de llevarlos en la mano, pero que también se puedan colgar.

Según el protocolo, es mejor llevar el bolso en la mano izquierda para tener la derecha libre para saludar.

Aunque pueda parecer que es un bolso poco funcional porque no podemos guardar muchas cosas, existen algunos modelos un poco más grandes y no tan rígidos.

A la hora de elegir hay que tener en cuenta nuestra complexión corporal: si eres una mujer alta, puedes llevar un bolso más grande, si tienes una estatura más pequeña, lucirás más un bolso un poco más pequeño.

Cuando lo llevemos debemos pensar en que, si somos muy altas, pero tenemos mucha cadera, tampoco vamos a llevar un bolso muy grande, lo mejor será un bolso pequeño que llevemos bajo el brazo. Para aquellas que tengan menos caderas será ideal un bolso con forma ovalada para dar volumen. 

Consejos

Para conservarlo, lo mejor es meterlo en la bolsa que dan al comprarlos para evitar que se desgasten.

No hace falta que combinemos tanto los accesorios, lo importante es darle un toque de personalidad al look.

Si utilizamos un clutch tipo baguette, lo suyo es llevarlo debajo del brazo. Si es más cuadrado, lo mejor es cogerlo por debajo y sujetarlo a la altura de la cadera. También lo podemos coger del extremo.

Por último, debemos prestar atención a la manicura y anillos, ya que cobrarán mayor protagonismo con estos bolsos.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV