En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

El reloj es uno de los accesorios más prácticos que existen. Nos da la hora, pero también sigue las tendencias. Hay quienes no lo llevan nunca y quienes no pueden vivir sin él.

 

Un poco de historia...

En 1812, nació el reloj de pulsera tal y como lo conocemos. Fue un encargo de la reina de Nápoles. A partir de este momento, las mujeres empezaron a llevar relojes de bolsillo anudados a la muñeca.

El mundo de la aviación y de la relojería están estrechamente relacionados. El piloto brasileño Santos Dumont le pidió a su amigo Louis Cartier que le hiciera un reloj a medida. Así nació el clásico modelo de reloj Cartier-Santos.

En la Primera Guerra Mundial, los militares empezaron a usarlo y a partir de ahí, el salto a la calle fue inminente. Una década después de que acabara la guerra, el estadounidense Warren Alvin creó el primer reloj de cuarzo.

El reloj Hamilton Electric fue el primero en ser eléctrico, funcionaba con pilas. Entre los años 1973 y 1975, se crearon los relojes LCD, es decir, digitales.

 

¿Cuáles son las nuevas tendencias en relojes?

El reloj es un complemento que nos aporta ese toque de elegancia según el look que llevemos. Y es que, gracias a los precios cada vez más competitivos, podemos tener diferentes modelos para elegir dependiendo de la ocasión.

Eso sí, el que no nos puede faltar en nuestro fondo de armario es el reloj clásico, vanguardista y elegante que nos sirva para llevarlo con cualquier estilismo. Suele tener una caja circular con una paleta de colores neutra. Las partes principales de un reloj de pulsera son la caja, la esfera y el brazalete.

Hoy en día existen tantos modelos como se nos puedan ocurrir: con diseños minimalistas o más extravagantes, con esferas de colores, con diferentes correas (como las metálicas o las milanesas) ... El tipo de correa milanesa se originó en Milán en el siglo XIII cuando el diseño era usado como cota de malla.

En el mercado también existen nuevos modelos de correa. Y es que, algunos relojes nos ofrecen la posibilidad de tener correas intercambiables. Las más utilizadas son las de piel, tela, madera y corcho natural.

Las correas de madera que, últimamente cada vez son más vistas, nos ofrecen una sensación de comodidad por su peso ligero y son hipoalergénicas, ideales para aquellos que puedan tener alergia a algún tipo de materiales metálicos. Además de ello, son sostenibles con el medio ambiente.

 

Consejos para el cuidado

Hay relojes sumergibles, pero no por ello no quiere decir que puedan tener algún problema. Si alguna vez vemos que la esfera de nuestro reloj está llena de humedad, lo primero que debemos hacer es parar el reloj y limpiarla. Si no se soluciona, otra alternativa es meter el reloj en un vaso con arroz durante 24 horas

Si con el uso nuestra correa de piel se ha ido deteriorando, una buena opción es comprar una correa nueva e intercambiarla.

Si tenemos un reloj de eslabones y el que está más cerca de la esfera se ha estropeado, podemos sustituirlo por otro.

 

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV