En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Rebeca es un bonito nombre de mujer, pero también una prenda de ropa. Se trata de una pieza de lo más socorrida, si empieza a refrescar, nos la ponemos; si hace calor nos la guardamos. Es perfecta para las épocas de entretiempo.

Un poco de historia...

En 1940 Alfred Hitchcock estrenó la película Rebecca, grabada en Estados Unidos y basada en el libro homónimo de Daphne du Maurier. La protagonista lucía una chaqueta de lana con botones que acabó recibiendo el nombre del largometraje.

Anteriormente, era llamada cárdigan, en honor al séptimo Conde de Cárdigan que era fanático de esta prenda. Su origen real data de los siglos XVI y XVII, cuando los pescadores franceses e ingleses crearon una variante del jersey que llevaba botones en la parte delantera.

En el siglo XIX, los universitarios de Harvard vestían una chaqueta con una V frontal, que fue todo un éxito. Más tarde, en los años 20, Cocó Chanel revivió el interés por esta prenda entre las mujeres. Fue una de las precursoras del "twin set", un jersey acompañado de una chaqueta a juego.

En los años 50, personalidades como Marilyn Monroe y Audrey Hepburn también se hacían con estas chaquetas. Hoy por hoy, siguen siendo prendas indispensables y las podemos encontrar con botones o con cremallera.

¿Cómo elegimos?

A veces no queremos ir tan "acabadas" o serias con una brazer, ni tampoco buscamos el estilo sport que nos puede dar un jersey. Por eso, una opción es optar por un cárdigan, que nos complementa y nos da ese toque divertido.

El cárdigan clásico es aquel que acompaña a las prendas que llevamos y que nos tapa los brazos. Suele tener un par de botones cerca de la garganta y sirve para todo.

Se puede vestir con un broche y puede complementar incluso a un vestido de fiesta.

En el mercado existen múltiples variantes. Los maxi-cárdigan son abrigos en punto que mantienen la esencia del cárdigan semiabierto, pero en largo. Otra opción es el "twin set", un conjunto femenino formado por una rebeca y un jersey de punto a juego. También, el cárdigan tipo poncho acompañado de un cinturón.

Incluso, podemos elegir cárdigans más pensados para el verano. Suelen ser más largos y sin botones, para llevarse abiertos y sobre un vestido corto, por ejemplo.

El cárdigan clásico de colores neutros permite combinarse con vestidos, faldas y pantalones. E incluso acompañarlo con pañuelos y broches.

Consejos para el cuidado

Las rebecas son prendas que sufren bastante el día a día, por lo que les acaban apareciendo una especie de "pelotillas" con el uso. Un consejo es rasurarlas con una cuchilla de afeitar clásica o con un aparato que las elimina y que suele ser muy económico.

Una de las partes que más sufren también son los botones. Una recomendación es coger aguja e hilo y repasar la costura de los botones antes de estrenar la prenda.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV