En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Los zapatos rojos son elegantes y funcionan para cualquier edad. Son perfectos para dar un toque de luz y color a un look monocromático y se trata de piezas que desprenden pasión y poder.

 

Un poco de historia...

Ya en la época de los emperadores romanos, veían los zapatos rojos como símbolo de poder, así que pocos eran los que podían disfrutar de ellos.

En los siglos XVII y XVIII solo los aristócratas lucían zapatos de tacón rojos y es que servían para distinguir el estatus social. Esto se debía a que la pintura roja se extraía de un insecto llamado grana cochinilla que provenía de México, por lo que era difícil de conseguir.

El zapato rojo y el clero han ido siempre de la mano. El Papa cuando ha hecho apariciones públicas, ha llevado mocasines de ese tono.

El mundo de la literatura también ha contribuido a crear esa idea de poderío en torno a este calzado. Por ejemplo, Hans Christian Andersen escribió "Los zapatos rojos". Una obra que inspiró un ballet llamado "Red shoes" en el que la protagonista no podía parar de bailar al llevar un par de zapatos rojos. Otro caso es el de Dorothy de "El mago de oz", que también lucía un par de zapatos de este color.

 

¿Qué opciones de zapatos rojos existen?

El color rojo es toda una declaración de intenciones, se asocia a la calidez, al corazón o a la fuerza. Según el material de los zapatos (textil, terciopelo, acabado metálico, napa) el color rojo va a ser diferente.

El zapato rojo de fondo de armario puede ser el clásico stiletto de no más de 6 o 7 cm, con escote alto. Se puede llevar en una ocasión especial, pero también a diario con un vaquero. Otra opción un poco más atrevida es el mismo zapato, pero con acabado de charol.

Para las que quieren una opción más cómoda, lo mejor es la bailarina lisa de color rojo. Aunque como siempre, podemos optar por las tachuelas, los estampados, los zapatos con pulsera...

Algunas apuestas más son las sandalias rojas, los zapatos con plataforma o las cuñas. Un dato curioso es que los zapatos con plataforma nacieron en Japón, cuando hombres y mujeres intentaban no ensuciarse con el lodo. Por otra parte, la cuña fue creada por Salvatore Ferragamo en 1936, consiguiendo altura sin padecer los efectos del tacón alto.

Otro ejemplo de zapatos planos es el de los botines Chelsea, que reciben el nombre del barrio desde que se pusieron de moda en los años sesenta.

 

Consejos

Algunos consejos para conservar mejor este tipo de calzado:

- Si se han rozado, podemos limar la superficie suavemente con una lima y con un trapito ponerle betún del mismo color.
- Si los zapatos son de charol, podemos frotar un poco de vaselina o leche sobre ellos.
- Si nos rozan, un truco es poner desodorante en gel en las zonas conflictivas.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV