En el programa de televisión Fondo de Armario, Laura Opazo nos enseña cuáles son las prendas básicas que no nos deben faltar, así como su historia y formas de llevarlas.

Se trata de una pequeña pieza de tela, pero imprescindible en nuestros cajones. Nos protege el pie de posibles rozaduras, evita el sudor y el mal olor y, además, nos resguarda del frío. Hablamos de los calcetines, de los que existen modelos para todos los gustos y presupuestos.

Un poco de historia...

Los calcetines datan de la Edad de Piedra cuando era común envolverse los pies con trozos de piel de animales. En la Antigua Grecia, empezaron a llevar esta prenda las mujeres, estando mal visto que lo hicieran los hombres, haciendo burla de ello en todos los teatros y corrillos. Allí los llamaban "sykhos". En el Imperio Romano, "soccus" y cuando los romanos llegaron a Inglaterra empezaron a llamarlos "socks".

En los siglos X y XI los hombres los utilizaban para protegerse del frío y del roce de la armadura. En el XIV, los usaban también, pero eran más cortos. Doscientos años más tarde, el reverendo William Lee creó la primera máquina para fabricar calcetines. Los hacía en algodón, en lana y de diferentes colores. Pero la idea no fue muy aceptada por la Reina de Inglaterra, ya que prefería los calcetines hechos a mano en España; decía que tenían más calidad, finura y estilo.

En el siglo XIX, las clases pudientes llevaban calcetines decorados con abalorios y bordados. Y fue en los años 30 cuando se creó la máquina para hacer calcetines de una sola pieza sin costuras, naciendo el reinado del calcetín negro. Actualmente hay calcetines de múltiples materiales, colores y estampados.

¿Cómo elegimos un buen par de calcetines?

Lo más importante a la hora de elegir un calcetín es observar su material. Uno de los mejores es el algodón peinado, hecho con las mejores fibras del algodón. Otros de los principales materiales aparte de este son la lana y el nailon.

Para cuidarlos lo mejor es lavarlos en frío (30ºC) y dados la vuelta. Además, no es aconsejable plancharlos ni pasarlos por secadora.

Existen infinitas variantes dentro del diseño de esta prenda. Desde los colores básicos hasta los estampados más atrevidos, modelos reversibles, con bordados personalizados, diferentes alturas...

Actualmente los calcetines más llamativos son tendencia, ya que te permiten llevar un estilismo más sobrio, pero a la vez darle un toque de color.

Podemos elegir diferentes calcetines según su altura. En Uruguay, Argentina y otros países de Sudamérica, al calcetín corto se le llama "soquete" y cubre poco más del tobillo. En España serían los "pinkies".

Consejos para el cuidado

Si queremos eliminar esa suciedad que no se llega a eliminar con el primer lavado, lo mejor es hacer un "prelavado".

Para ello, en un barreño de agua, diluimos zumo de limón y si no tenemos, podemos utilizar vinagre o agua oxigenada. Sumergimos los calcetines en la mezcla durante 40 minutos y después los lavamos como siempre, del revés y nunca a más de 40ºC de temperatura. Tampoco debemos plancharlos ni meterlos en la secadora.

Para evitar que uno de nuestros calcetines se pierda en la lavadora podemos comprar unos clips para que se laven juntos o utilizar unas bolsas tipo malla donde podemos meter los calcetines, la ropa interior delicada o las medias. Un consejo es tener una cesta únicamente de ropa delicada para separarla del resto de prendas y lavarlas por separado.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

Si te gusta la moda, irte de compras y descubrir las mejores zonas de shooping del mundo, no te pierdas De compras en... Moda de España, De compras en Madrid T1, De compras en Madrid T2 y De compras en..., De compras en Madrid: Comercios Centenarios I y De compras en Madrid: Comercios Centenarios II con Laura Opazo.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
    Ahora en TV