En el capítulo 33 del programa de televisión Deco reto T4, nuestra presentadora, Marta Sánchez Zornoza, nos enseña a separar una cocina de un office de forma visual y, a su vez, haciendo que ambos estén integrados de forma estética.

Hay ocasiones en las que las viviendas tienen sus estancias sin una línea clara que las delimite. Por este motivo es muy importante que la decoración de todas las zonas constituya una armonía.

En el Deco Reto de hoy Marta se enfrenta a un problema de almacenaje en la zona de la cocina y, también, en algunas partes del comedor. Por otra parte, la madera reciclada será la inspiración principal para reformar las estancias.

Koldo y Marta creen que es necesario llevar a cabo un cerramiento y una pequeña encimera en la cocina con algo de madera. Además, hay que cambiar alguna puerta. En el comedor es necesario hacer un modificación en algunas partes del mobiliario y en la decoración. Con todo esto, el presupuesto inicial parte de los 1100€.

En Mare Living Marta encuentra las piezas de madera reciclada para hacer el cerramiento y la encimera. Con una biga que baja la altura de la cocina y unas pequeñas estanterías que serán utilizadas como zona de almacenaje conseguimos separar ambas estancias. Forrando algunas puertas de la cocina y la campana extractora con la misma manera del cerramiento conseguimos unificar todo el espacio.

Marta acude a Laura Ashley en busca de estampados que recuerden a la campiña inglesa. Allí consigue el papel para una de las paredes de la cocina por 47€ y las galletas para dar altura a las sillas de mimbre por 22€ cada una.

En el comedor cambiamos la mesa por una más alargada del mismo estilo que la madera de la cocina, pero lacada en blanco. Las sillas y la puerta de madera envejecida que ya había en la casa las mantenemos, pero esta última la vamos a colgar en la pared como elemento decorativo.

Mientras tanto, Koldo ha estado trabajando en su taller en el frutero de la cocina. El diseño crea un elemento integrado con el resto de la cocina a partir de una chapa perforada y madera en la base, añadiendo así un elemento de estilo industrial a la estancia.

La carta de Marta es una malla de gallinero, pues con esta conseguimos reforzar la imagen rural de la casa en decoración y espacios de almacenaje.

En resumen, la mesa y el cerramiento han tenido un coste de 300€ cada uno, una cesta y la ventana decorativa han salido por 50€ y 30€ respectivamente. El frutero a medida y personalizado por 120€. El embellecedor del extractor y la puerta del armario han sido 40€ y 17€. El papel y las galletas 97€ en total. Todo ello hace un gasto de 1050€, algo menos de lo prefija

No te pierdas el resto de transformaciones que realiza la arquitecta Marta Sánchez Zornoza en el programa Deco reto con Marta Sánchez Zornoza T2.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV