En el capítulo 8 de Vivir en pareja conocemos la peculiar historia de Regina. A sus 32 años decidió convertirse en monja y vivir en un convento de clausura. Pero tras 17 años ha decidido abandonarlo, colgar los hábitos y cambiar su vida.

Tras años de entrega Regina ha decidido vivir nuevas experiencas y disfrutar con sus familiares y amigos, salir, quedar, hacer planes... Ahora vive con su madre octogenaria arropada por el resto de su familia y continúa abierta al amor, Regina no descarta encontrar una pareja y enamorarse. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV