Integrar en una misma decoración varias obras de arte no siempre es fácil, por ello Isabel García Tapia, experta decoradora, nos muestra en esta ocasión un ejemplo de casa cuyas estancias cumplen una doble función, la de residencia y la de galería de arte, ambas perfectamente armonizadas.

Durante 25 años, Isabel García Tapia ha trabajado en este proyecto, implicándose de una manera profesional y personal, y llegando a entablar una estrecha relación con sus propietarios.

La casa mezcla esculturas antiguas, materiales modernos y objetos heredados, que le otorgan un aire bohemio y ecléctico a la decoración. Los propietarios de la casa son coleccionistas de arte, y éste inunda cada estancia; el reto de Isabel García Tapia a la hora de decorar la casa fue integrar esas obras junto al resto de la decoración. Sin duda, toda una combinación de decoración y arte con un resultado excepcional.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV