La maquilladora Cathy Bayle nos enseña, en esta parte del Especial Maquillaje de Halloween, a caracterizarnos como auténticas brujas.

Para ello, el maquillaje se va a basar en lápices y cremas, que emplearemos para envejecernos como se hace en el teatro.

Antes de empezar a maquillarnos, debemos preparar la piel aplicándola un producto libre de grasa, insistiendo en la nariz.

Para crear la nariz de bruja, necesitamos una masa llamada plastigum, parecida a la de modelar, a la que daremos forma de nariz de bruja y la pegamos con un pegamento especial.

Después, coloreamos la cara con pintura blanca y, con ayuda de pintura negra, envejecemos la piel alrededor de los ojos y en las líneas de expresión.

Al resto de la cara le aplicamos un color gris, sobre todo en la nariz para camuflarla.

Después, aplicamos pintura roja en las ojeras, para marcarlas y dar un aspecto triste, así como en la nariz, para aportarle un poco de color.

Después del rojo, y con ayuda de un lápiz negro, hacemos pequeñas arrugas en la boca y pintamos más grandes las cejas. Con un lápiz blanco, marcamos más las arrugas negras.

Con sombra azul, pintamos por debajo de las cejas y, con pintura negra, manchamos los dientes de negro.

Para terminar, con un poco más de pasta de modelar, le añadimos una verruga a la nariz.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar
Ahora en TV