Rocket Fuel

Saltar a los contenidos | Saltar a la navegación

Decasa Relájate viendo nuestros vídeos de los mejores hoteles rurales

 

Vídeo consejo:

Como en casa: disfruta de la tranquilidad del Hotel Torre de Ruesga

Categoría del consejo

Vídeos relacionados

Pasos a seguir

En el capítulo 3 de Como en casa viajamos hasta el valle del alto Asón, en el interior de Cantabria, donde se encuentra el Hotel Torre de Ruesga, un palacio construido en 1610 por el arquitecto Diego de Sisniega. Actualmente es un elegante hotel rural rodeado de jardines y de las aguas del río Asón.


Carmen Caprile es la responsable de que cualquier persona pueda disfrutar de esta bonita estancia. Hace más de diez años que lo puso en marcha y hoy en día este enclave se ha convertido en todo un referente del turismo rural.


Es un edificio original del siglo XVII y presume de ser uno de los pocos legados que dejó el paso del clasicismo por estas tierras.


Sus propietarios decidieron que la restauración respetase buena parte de la estructura original. Era un edificio totalmente abandonado, llevaba 75 años deshabitado, vacío por dentro, lo que les permitió amoldarlo a sus preferencias siempre respetando todo, tanto puertas como dinteles, muros, etc.


En un principio el palacio disponía de 10 habitaciones, pero con el tiempo aumentaron 5 más en el jardín.


Las habitaciones están decoradas al detalle formando unas estancias muy elegantes, todas diferentes pero adaptadas a las características del edificio. Para conseguirlo, los propietarios contaron con la colaboración de la decoradora Concha Abos. Lo único que se ha hecho nuevo han sido los cabeceros, aunque también se conservan algunos de la dueña que se han adaptado.


Si hay que destacar este lugar por algo, no hay que olvidarse de los frescos del siglo XIX que decoran las paredes y los techos del salón. Son obras del pintor modernista León Criach, una de las cosas por la que la dueña se decidió por la compra de este palacio.


Los muebles que tienen en el hotel, tienen su propia historia y todos ellos pertenecen a los propietarios.


Lo que eran antiguamente las vaquerizas de la casa, es hoy uno de los espacios más concurridos por los huéspedes ya que en él se puede disfrutar de una amplia y sugerente carta de platos regionales elaborada con productos autóctonos de la zona. Carnes, pescados y postres caseros, de los que hay que destacar la quesada.


El desayuno del palacio es irresistible, tiene un gran surtido de productos de gran calidad que hacen de este momento uno de los mejores del día.


Después de deleitarse con el desayuno, se puede disfrutar de la tranquila piscina rodeada de naturaleza, pasear por los silenciosos jardines del hotel, bañarse en la orilla del río Anson o hacer senderismo por el valle en el que se encuentra.


Se pueden hacer un gran número de actividades en contacto con la naturaleza. Más de 4500 cuevas se encuentran en el valle del río Ansón, se pueden visitar muchas de ellas como Cullalvera o Covalanas, así como practicar el descenso del río Ansón en canoa o recorrer el parque natural a caballo o en quad.

Comentarios

Enviar tu comentario

Recargar

Valoración:

Valoración (0)