En el capítulo 4 de Escuela de perros, Pablo Hernández nos da las claves para elegir el bozal más adecuado para nuestro perro.

El primer paso consiste en no identificar el bozal como un instrumento de castigo, sino como un arma muy eficaz para controlar determinadas conductas que nuestro perro ha adquirido como morder o coger cosas del suelo. Hay dos tipos de bozales. El primero son los bozales de nylon negros que no dejan a nuestra mascota abrir la boca. No están recomendados porque la única forma que los perros tienen de eliminar el calor es mediante el jadeo. El segundo son los bozales de rejilla que aparte de permitir a los perros jadear, también cabe la posibilidad de poder dar a nuestra mascota alguna recompensa cuando éste la merezca a través de la rejilla y que, por tanto, son más adecuados.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
También te puede interesar


¡Únete!

Ahora en TV