Saltar a los contenidos | Saltar a la navegación

Decasa Consejos y trucos de jardinería en vídeo

 
Compartir:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus

El complemento de novia por excelencia. Todo ha de ser perfecto ese día y por ello el ramo ha de combinar tanto con el vestido como con la personalidad de la novia y con el tipo de ceremonia. Además de bonito también tiene que ser cómodo y manejable.

Bouquet o ramilletes
Los ramos con forma redonda, una opción sobria y elegante además de manejable. La flor se mantiene con tallo y se recogen con una lazada o rafia. Combinan a la perfección con vestidos de falda con volumen y cuerpos ceñidos.

Verticales
Los ramos formados con flores de tallo largo anudados en el extremo inferior. La novia lo lleva apoyado en su antebrazo. Pueden resultar menos cómodos y poco manejables y son más apropiados para novias altas.


Cascada
Las capas de flores caen una sobre otra formando una cascada. Puede tener la longitud que la novia quiera. Estos suelen combinarse con vestidos sencillos y sin vuelo. Las novias más clásicas se decantan más por esta opción.

Asimétrico
Se trata de ramos que parecen desordenados pero que se han diseñado meticulosamente. El desorden aporta originalidad y personalidad a la composición. Estas propuestas son tendencia entre las novias que buscan detalles alternativos.


Cómo hacer un ramo de novia
Puedes crear tu propio ramo o como regalo para a la futura esposa siguiendo las indicaciones de nuestro florista. Tan solo hazte con los materiales necesarios y ponte manos a la obra, será un detalle muy especial para la novia.