Dieta para la intolerancia a la lactosa.

Nuestro organismo posee una enzima que digiere la lactosa llamada lactasa y se produce en la mucosa intestinal. En algunos seres humanos, sobre todos en los adultos, la enzima lactasa se encuentra en cantidades tan bajas que no pueden digerir la lactosa que contiene la leche y los derivados lácteos. En estos casos aparecen síntomas intestinales, como aumento del movimiento, irritabilidad, diarrea o flatulencia, que pueden conducir a una pérdida de nutrientes y electrolitos.

Ver la dieta completa, la lista de la compra y el valor nutricional medio por día.