• ESpeciales

    Cuidados para la piel después del verano | 28/08/2017

¡Cómo nos gusta ponernos morenos y qué guapos estamos con un poco de colorcito! Agosto y los largos días de sol y altas temperaturas llegan a su fin, por ello, para comenzar septiembre con el mejor aspecto posible te proponemos unos tips que harán que luzcas una piel radiante y cuidada después del verano. ¡Serás la envidia de la oficina!

Durante la época estival la piel está más expuesta al sol, lo cual puede ser muy saludable ya que el sol es una fuente natural de vitamina D, nutriente fundamental para la absorción del calcio. Sin embargo, si no tomas las precauciones necesarias puedes deshidratarla.

La piel tiene memoria y las agresiones de hoy pueden tener sus repercusiones mañana. Arrugas, manchas, pecas, sequedad, granitos y falta de vitalidad después del verano... ¡te ayudamos a combatirlos!

Antes de hidratar, lo primero que debes hacer para la puesta a punto de tu piel es realizar una buena limpieza y exfoliación para eliminar las células muertas, afinar los poros y estimular la producción de colágeno para evitar la formación de arrugas. En el cuerpo insistirás más con la exfoliación de zonas como los codos, las rodillas y los pies que se resecan con mayor facilidad.

El siguiente paso es la reparación y regeneración de la piel. Para ello, recurrirás a las mascarillas nutritivas que iluminan y oxigenan.

Después de afrontar el tratamiento de choque, la clave es la hidratación con cremas y sérums que mantienen la piel elástica y sana. Hay que tener en cuenta que no puedes utilizar los mismos productos en la cara que en el cuerpo. No olvides que, más allá de productos faciales y corporales específicos, beber agua es fundamental para la hidratación de tu piel.

Un maravilloso cosmético natural que puedes usar para el cuidado de la piel es el aloe vera: económico, lleno de propiedades y muy eficaz para limpiar, calmar, refrescar y regenerar tu dermis. Además, te ayudará a mantener tu bronceado durante más tiempo.

Te recomendamos beber zumos de frutas naturales con gingseng o zanahoria por el aporte de vitaminas beneficiosas para la piel que estos te proporcionarán.

También es conveniente que, aunque ya no te expongas directamente al sol, continúes usando protector solar, sobre todo en rostro, escote, manos, cuello y orejas. Recuerda que debes aplicarte el protector varias veces al día, dependiendo de las horas que pases en el exterior.

Por último, no dudes en visitar a tu dermatólogo si tienes cualquier duda sobre qué tratamiento específico es más recomendable para tu tipo de piel o para que examine tu piel de manera más profesional.

¿Quieres aprender otros consejos de belleza? Echa un vistazo a las propuestas de Victoria Moradell para cuidarte con Cosmética natural T1 y Cosmética natural T2.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos de nuestra web.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
Compartir:
Ahora en TV